En el Hotel Principe di Savoia de Milán

Cartas a Ofelia / Crónicas italianas

savoia6

Cubamatinal / París, 24 de junio de 2018.

Querida Ofelia:

Al fin encontré el tiempo necesario para escribirte a propósito de nuestra estancia en el espléndido Hotel Principe di Savoia de Milán hace dos semanas. Como bien sabes, fuimos a la ciudad de Crema a la boda de Chiara y Yuri, ella es la madrina de nuestro nieto Cristóbal y forma parte de nuestra querida familia italiana Di Meglio & Mazzarelli.

Chiara nos llevó en su coche en la mañana del domingo diez de junio al Hotel Principe di Savoia, inaugurado el 6 de abril de 1927, está situado en la Piazza della Repubblica di Milano.

Pasamos una estancia extraordinaria en este hotel, donde predomina el lujo y el refinamiento a la italiana.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Entre los huéspedes célebres de este magnífico hotel se encuentran el duque de Windsor, Erich Maria Remarque, Charlie Chaplin, Josephine Baker, el Aga Khan, Aristoteles Onassis, Evita Perón, María Callas, Michael Jackson, Madonna, Leona Lewis, Lady Gaga, George Clooney, Demi Lovato y un largo etcétera.
El personal es eficiente, profesional y amabilísimo desde la recepción donde nos atendió la señorita Elena Kontareva, el del café-restaurante Il Salotto Lobby Lounge donde solíamos almorzar y merendar.

Fue una delicia el cenar varios días en el hermoso Ristorante Accanto, en un ambiente refinado y elegante, atendidos por el muy profesional y amable maître Michele Testino. Los platos que pudimos comer fueron el fruto del excelente trabajo y creación del Chef Alessandro Buffolino, entre ellos:

  • Uovo bio, stracciata di bufala-patata viola
  • Capesante, piselli-menta, kafa
  • Pacchero, cacio e pepe-ricordo dell’ossobuco
  • Cappelletti, Parmigiano Regiano-vittello-zafferano-cacao
  • Gambero rosso “Mazara del Vallo”, Cetriolo-zenzero-mango.

El restaurante tiene una entrada desde Il Salotto Lobby y otra desde el exterior del hotel. Sin lugar a dudas en nuestro próximo viaje a Milán regresaremos a cenar al Acanto.

Una limousine a disposición de los huéspedes, nos llevaba y traía cada día hasta la Via Montenapoleone o la Piazza della Scala. Su chófer fue muy amable.

Disfrutamos de la excelente SPA y su piscina en el décimo piso, la cual posee una amplia terraza y una vista panorámica a la ciudad.

Nuestra habitación era muy elegante, con todas las comodidades que uno puede imaginar.

En el bar el ambiente es elegante y refinado. El servicio es de excelente calidad. Su personal amable y muy profesional. Los cocteles están a la altura de la belleza del lugar.

Nuestra estancia nos permitió volver a visitar lugares ya conocidos por viajes anteriores, pero que son parte de la belleza de la gran Milano: Il Duomo, la Galleria Vittorio Emanuele, la Piazza Scala, La Pinacoteca Ambrosiana, la Pinacoteca Brera, il Castello Sforzesco, La Chiesa di Sant’Ambrogio; también ir de compras a las boutiques de la celebérrima via Montenapoleone.

Regresamos a París en el vuelo de Air France AF 1231 de las 3 y 30 p.m. Una hora y media después aterrizamos en el parisino Charles de Gaulle.

Puedes ver todas las fotos en mi página de Facebook.

Cuando regresemos a Milano, sin lugar a dudas iremos a hospedarnos en el fabuloso Hotel Principe di Savoia.

Un gran abrazo desde La Ciudad Luz,

Félix José Hernández.

 

Esta entrada fue publicada en Cartas a Ofelia, Cultura y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.