El crecimiento económico no es la causa de la inflación

Economía / Economía Política

growth

Cubamatinal /  La mayoría de los expertos opinan que a medida que la economía se fortalece, la Reserva Federal (FED) debe intervenir en algún momento e introducir una postura más estricta para evitar que la tasa de inflación se descontrole.

Por Frank Shostak

¿Por qué, sin embargo, debería el crecimiento económico asociarse positivamente con un aumento general en los precios de los bienes y servicios?

Examinemos cómo los precios en general podrían subir. El precio de un bien es la cantidad de dólares pagados por unidad de este bien. Por lo tanto, en igualdad de condiciones, un aumento en la cantidad de dólares en la economía debe conducir a un aumento general de los precios de los bienes y servicios.

Ahora, cuando hablamos de crecimiento económico, lo que queremos decir con eso es un aumento en la producción de bienes y servicios, es decir, una expansión de la riqueza real. Obviamente, para una determinada cantidad de dinero, un aumento en el crecimiento económico, es decir, un aumento en la cantidad de bienes y servicios, debe conducir a una disminución y no a un aumento en los precios de los bienes y servicios en general. (Ahora tenemos más productos por una cantidad de dinero sin cambios).

Por lo tanto, si lo que decimos es correcto, ¿por qué la tasa de crecimiento anual del índice de precios al consumidor ajustado para alimentos y energía (el IPC subyacente) y la tasa de crecimiento anual rezagada en la producción industrial se están moviendo en tándem?

shos1_8

¿Tiene sentido la correlación positiva entre el impulso de crecimiento del IPC subyacente y el momento de crecimiento retardado de la producción industrial? ¿Por qué una mayor riqueza, que eleva el nivel de vida de las personas, también genera cosas malas — como un aumento general de los precios de los bienes y servicios?

La asociación positiva entre la actividad económica y la inflación de los precios no se debe a una expansión de la riqueza real, sino a una expansión de la oferta monetaria. El crecimiento económico real no se puede cuantificar — no es posible agregar papas a los tomates para obtener un total significativo que se requiere para calcular el crecimiento económico real. El llamado crecimiento económico se establece a partir de la circulación monetaria, que se deflacta por un dudoso deflactor de precios. Esto significa que lo que se denomina crecimiento económico es, de hecho, la tasa de crecimiento de un dato distorsionado de la circulación monetaria, que erróneamente se denomina producción real total. De acuerdo con el pensamiento dominante, cuanto más fuerte sea el bombeo monetario, más fuerte será el ritmo del gasto y, por lo tanto, mayor será el ingreso monetario y la llamada economía real. En este marco, más dinero significa más gasto y esto lleva a un crecimiento económico más fuerte.

Contrariamente a esta forma de pensar, más dinero solo socava el proceso de generación de riqueza real. Esto significa que más dinero son malas noticias para la producción de riqueza real.

En consecuencia, con más dinero y menos riqueza, esto significa más dinero por unidad de bienes, es decir, un aumento general de los precios. Obsérvese que lo que tenemos aquí es un aumento en la circulación monetaria a causa del bombeo monetario, que se presenta como un fortalecimiento en el crecimiento económico real y un aumento en los precios generales a causa del bombeo monetario.

Por lo tanto, no es sorprendente que observemos una asociación positiva entre la llamada actividad económica fuerte y la inflación de precios. Nótese nuevamente que el llamado fortalecimiento de la actividad económica refleja el fortalecimiento en el bombeo monetario. De hecho, lo que tenemos aquí es una situación en la que el bombeo monetario está asociado positivamente con un fortalecimiento de la inflación de los precios.

A partir de aquí, podemos deducir que es erróneo sugerir que un crecimiento económico más fuerte debe conducir a una mayor inflación de precios. Como hemos visto, por el contrario, un crecimiento económico más fuerte para una oferta de dinero dada debe llevar a una caída en los precios. Observe que la caída en los precios es la manifestación de la expansión real de la riqueza. Significa que cada tenedor de dólares ahora puede tener acceso a más riqueza real, es decir, bienes. Al contrario del pensamiento convencional, una caída en los precios mientras que la riqueza real está aumentando es una gran noticia.

Una caída en los precios mientras que la economía está disminuyendo también es una buena noticia, ya que refleja la liquidación de varias actividades de una burbuja que socavan el proceso de generación de riqueza real. (Actividades de una burbuja que surgieron como consecuencia de una política monetaria laxa anterior se ven presionadas como resultado de una caída en el impulso de crecimiento del dinero).

La curva de Phillips es engañosa
La llamada asociación positiva entre crecimiento económico e inflación de precios, que se etiqueta como la curva de Phillips, y es considerada por casi todos los economistas como ley natural a la par de la ley de la gravedad, es un concepto engañoso.

Todo lo que describe es el hecho de que la variación en la tasa de crecimiento de la oferta monetaria debe dar como resultado una variación en los precios de los bienes y servicios a lo largo del tiempo. Ahora, mientras la maquinaria de generación de riqueza siga funcionando, los responsables de la política de la FED pueden salir con la ilusión de que pueden hacer crecer la economía.

Sin embargo, una vez que la maquinaria de generación de riqueza sufrió daños severos debido a la incesante manipulación de la FED (también llamada ‘políticas contracíclicas’), la ilusión de que la FED puede ayudar a la economía se rompe y la economía se hunde profundamente en un agujero negro.

Cualquier intento de la FED de reactivar la economía mediante el bombeo masivo solo empeora las cosas.

No tiene mucho sentido que el crecimiento económico genuino pueda llevar a una inflación general de los precios. Además, la asociación positiva entre la actividad económica y la inflación de los precios no se debe a la expansión de la riqueza real, sino a la expansión de la oferta monetaria.

Información relacionada: El mito del dinero electrónico. Por Frank Shostak


 

shostak

Frank Shostak

La firma consultora de Frank Shostak, Applied Austrian School Economics, ofrece evaluaciones detalladas de los mercados financieros y las economías mundiales. Email de contacto. e-mail Contacta con Frank Shostak

© Frank Shostak

© MisesInstitute

© Cubamatinal (Reprint de Mises Institute)

Esta entrada fue publicada en Economía, Otros temas de interes y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.