Nunca hubo una mujer como Rita Hayworth

Cartas a Ofelia / Cronicas hispanas

 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Cubamatinal / París, 18 de octubre de 2018.

Querida Ofelia:

Anoche, el Instituto Cervantes de París celebró el centenario del nacimiento de Margarita Carmen Cansino, nacida en una familia de origen judío, hija de un español y una irlandesa, la que al llegar a los EE.UU., se convertiría al cristianismo y con el tiempo en la sublime Rita Hayworth, el mayor símbolo sexual del Hollywood de  los años cuarenta. En la memoria colectiva cinematográfica,  su nombre sigue unido íntimamente a las películas “Gilda” y “La dama de Shanghai”.

 

Escenas de “Gilda”:

 

Escenas de “La dama de Shanghai”:

 

La mesa redonda se llevó a cabo en el anfiteatro de este prestigioso centro cultural hispano. Contó con la presencia del escritor español Miguel Losada, el cual presentó su libro “Nunca hubo una mujer como Rita Hayworth”. El autor abordó con gran sentido del humor y profesionalismo a  este mítico personaje de Hollywood desde sus orígenes españoles, contando numerosas anécdotas sobre la vida de la estrella, resultado de cinco años de investigaciones. También se encontraba Laura del Sol, actriz y bailarina, inolvidable intérprete de Carmen en el homónimo filme de Carlos Saura. José María Riba, crítico y experto de cine contribuyó con su acertada participación a la calidad de la soirée.  Como de costumbre don Javier Muñoz Sánchez- Brunete, director del Instituto Cervantes de París presentó a todos con gran savoir-faire.

José María Riba contó como Glenn Ford no pudo contestar a la pregunta de cómo había logrado darle la bofetada a RitaHayworth, al final de la mítica escena del baile en el cabaret en el filme Gilda, a causa de que sus lágrimas le impedían hablar. Sucedió durante el Festival de Cine de San Sebastián, cuando solo habían pasado cuatro meses de la muerte de Rita devorada por el alzhéimer.

Rita se casó cinco veces, a pesar de ello, había declarado: “Yo tenía que haberme casado una sola vez y con…Glenn Ford.” 

Para casarse con el príncipe Alí Khan en 1949, considerado en aquel momento como el hombre más rico del Mundo tuvo que convertirse a la religión musulmana. He reflexionado mucho antes de escribir ésto, pues no quiero ser la causa de que los inquisidores del ghetto organicen un autodafé dándole candela a sus películas,  carteles, libros, fotos, etc.

Tuve la oportunidad de conversar con la gran Laura del Sol, la cual me dedicó el DVD del filme  “Carmen”. Sigue siendo una dama con mucho encanto y belleza, además, despierta un sentimiento inmediato de simpatía.

También pude conversar con don Miguel Losada, el cual me dedicó su libro “Nunca hubo una mujer como Rita Hayworth”, y me contó varias anécdotas deliciosas sobre Rita y Ava Gardner. Me dijo que él había tenido una gran amistad con el intelectual cubano Gastón Baquero y otros escritores cubanos exiliados en España.

Pondré hoy las fotos en mi página de Facebook.

Regresamos a casa a la medianoche después de haber disfrutado de una excelente soirée hispano-parisina.

Te quiere siempre,

Félix José Hernández.

 

Esta entrada fue publicada en Cartas a Ofelia, Cultura, España, Estados Unidos, Internacionales, Paquetes Informativos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Nunca hubo una mujer como Rita Hayworth

  1. Pingback: Paquetes Informativos (Importados de Cubamatinal) | Bibliocuba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.