Un mundo a la fuga, de Diana Thater en el Museo Guggenheim Bilbao

Cartas a Ofelia / Crónicas hispanas

index36

                    Diana Thater. Vista de la instalación en el Museo Guggenheim Bilbao, 2018.                                     Un mundo a la fuga, 2017.

Cubamatinal / Bilbao, 19 de diciembre de 2018.

Querida Ofelia,

Del 29 de noviembre al 18 de marzo de marzo del 2019, el Museo Guggenheim Bilbao presenta la exposición Diana Thater. Un mundo a la fuga de la artista californiana Diana Thater (San Francisco, 1962), pionera de la videoinstalación y la aplicación de las nuevas tecnologías a la imagen en movimiento. Se trata de la tercera y última exposición de 2018 en la sala Film & Video, a través de cuya programación el Museo Guggenheim Bilbao explora obras claves del videoarte, la videoinstalación y la imagen en movimiento como lenguaje artístico.

Las obras de Diana Thater plantean diálogos con los grandes hitos de la historia del arte, desde el impresionismo al minimalismo y, al mismo tiempo, hacen frente a las cuestiones más urgentes de la cultura contemporánea. Thater presenta en la sala Film & Vídeo tres piezas que exploran uno de los temas claves de su obra: las condiciones de vida animal como resultado de la acción humana. Dos de los vídeos conforman dos instalaciones gemelas, recientemente producidas en Kenia, que muestran la vida y hábitats de dos especies en peligro de extinción, rinocerontes y elefantes, y evocan los peligros que amenazan su supervivencia.

Tan radical como la realidad (2017) observa de cerca a Sudán, el último macho de rinoceronte blanco vivo en el momento del rodaje, protegido por guardas en la reserva de Ol Pejeta. Un mundo a la fuga (2017), de la que toma el título la exposición, muestra a una manada de elefantes y su hábitat en las colinas de Chyulu, en Kenia. Ambas obras despliegan una misma mirada distante, descriptiva y a veces errante; observan sus objetos en silencio y nos invitan a considerar su existencia en el planeta, así como su inminente desaparición. Cada instalación, concebida a la vez como un paisaje y un retrato, consiste en dos proyecciones sobre la intersección de dos pantallas iluminadas por las dos caras en mitad de la galería, la cual está modificada por medio de coloridos filtros de luz. Como resultado de estos filtros, se altera el color tanto del suelo de la sala como de los reflejos de cada pantalla en las pantallas adyacentes.

El interés de Thater por estas interacciones se manifiesta con igual fuerza en Tiempo comprimido (2017), presentada en el umbral de la exposición. Este video mural es también una mirada sobre un grupo de animales en su frágil hábitat de las colinas de Chyulu. Utilizando una modalidad típica en su trabajo, la artista superpone lo abstracto y lo descriptivo y genera una concentración de diversos momentos del día en un breve bucle. A la vez que produce una confrontación entre puros planos de color e imágenes documentales, los ritmos y relaciones entre diversos componentes visuales desafían el supuesto realismo de las imágenes documentales.

Una de las singularidades de Diana Thater es que manipula la luz en el espacio de exposición creando entornos inmersivos y saturados de color que afectan dramáticamente a la arquitectura que los acoge.

Estos entornos sugieren lo que la propia artista denomina como “tensión entre ciencia y magia”, es decir, una contraposición de la objetividad de la imagen y la subjetividad de la visión; una experiencia “tan radical como la realidad”, entre la contemplación de la belleza y el espíritu crítico.

Diana Thater produce imágenes con el objetivo de explorar la contradicción entre el deseo humano de observar y la necesidad de representar o construir la identidad del otro. En sus obras, la presencia recurrente de la artista sosteniendo la cámara nos recuerda la dimensión ética que implica el acto de filmar. Al mismo tiempo, sus instalaciones señalan con agudeza las sutiles diferencias que existen entre ver y mirar. Cada pieza se presenta como un ecosistema en el que superficies, volúmenes, sonidos y atmósferas coexisten con recuerdos históricos, signos y gestos de diversas especies de seres vivientes.

Diana Thater. Biografía

Diana Thater (San Francisco, 1962) trabaja y reside en Los Ángeles (California). En 1986 se graduó en Historia del arte en la Universidad de Nueva York y en 1990, en el Art Center College of Design de Pasadena. La artista, ha sido pionera en la evolución de la videoinstalación en los últimos años y en la combinación de las nuevas tecnologías de la imagen en movimiento con formas que desafían las convenciones narrativas del video y el cine.

Thater ha expuesto en solitario en numerosos museos e instituciones internacionales como Borusan Center for Contemporary Art de Estambul; The mistake Room de los Ángeles, San Jose Museum of Art; Aspen Art Museum; Fonds regional d’art contemporain Bourgogne de Dijon; Santa Monica Museum of Art; Dia Center for the Arts de Nueva York, entre otros. En 2015, Los Angeles County Museum of Art (LACMA) organizó la retrospectiva más amplia en la carrera de la artista, The Sympathetic Imagination, que viajó posteriormente al Museum of Contemporary Art de Chicago.

 Film & Video (sala 103)

La sala Film & Video es un espacio consagrado al videoarte, la videoinstalación y la imagen el movimiento, que alberga obras tanto de los Museos Guggenheim como de otras colecciones internacionales. La programación de esta sala se inició en marzo de 2014 con la instalación de Christian Marclay El reloj (The Clock), a la que siguieron las creaciones del artista islandés Ragnar Kjartansson Los visitantes (The Visitors); y The Krazyhouse (Megan, Simon, Nicky, Philip, Dee), Liverpool, UK, de Rineke Dijkstra; En 2015 se mostraron la serie Las rutas del hilo (Thread Routes), a cargo de la artista conceptual Kimsooja; paralaje (Parallax), de Shahzia Sikander y La nube del no saber (The Cloud of Unknowing), del artista singapurense Ho Tzu Nyen; en 2016 fue el turno de La Anunciación (The Annunciation –Marian Ilmestys) de la artista finlandesa Eija-Liisa Ahtila; Suspiro (Sigh) de Sam-Taylor Johnson y Desoriente (Disorient) de Fiona Tan; en 2017, la sala Film & Video exhibió la inquietante (Sin título) Máscara humana [(Untitled) Human Mask, 2014] del artista francés Pierre Huyghe, así como Los invitados (The Guests, 2013) del gran pionero del cine underground Ken Jacobs, y la obra Invierno (Winter, 2013) de la artista Amie Siegel. 2018 arrancó con la exposición de Michael Snow Circuito cerrado. Hasta el 18 de noviembre, se exhibió Teatro de sombras de Javier Téllez.

Diana Thater: Un mundo a la fuga. Museo Guggenheim Bilbao. Fechas: 29 de noviembre–18 de marzo 2019. Comisario: Manuel Cirauqui. Sala Film & Video (103).

Un gran abrazo desde la culta Bilbao,

Félix José Hernández.

 

Esta entrada fue publicada en Cartas a Ofelia, Cultura, España, Estados Unidos, Otros temas de interes, Paquetes Informativos y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.