Vecinos temen que reparación de edificio, resulte en un peor remedio que la enfermedad

Sociedad / Orden de reparación contradice opinión de varios ingenieros, arquitecta y resolución anterior del Instituto de la Vivienda.

S.Beingno,S.SuarezIMG_20190128_123600

Imagen de archivo. Barrio de Santos Suarez, después del tornado

Cubamatinal / Una carta enviada al  Jefe de Brigada y su superior del Seproc ( no hemos encontrado en la red el nombre de la empresa que responde a las siglas, pero evidentemente es una entidad estatal de reparaciones de viviendas), por el vecino Jaime Leygonier de la calle Zapotes en el barrio habanero de Santos Suarez, manifiesta duda razonable sobre el tipo de acciones constructivas que se pretenden acometer en el edificio, del cual habita en la planta baja.

Por Miguel A. García 

La Habana, 6 de marzo de 2019 / CM / Un fragmento de la carta detalla: “…Que como propietario, me atengo al dictamen del Jefe del Instituto de la Vivienda y anteriormente dos ingenieros y una arquitecta y sobre esa base no autorizo a que rompan en las columnas de mi portal,  porque dañaría la estructura del edificio, salvo que alguien asuma la responsabilidad con documento que me entregue,  garantizando legalmente que no afectara la estructura…”

Resulta más que razonable; que si autoridades técnicas emitieron un informe anterior, sustentado además con la certificación de las autoridades del Instituto de la Vivienda del Municipio, exista un temor fundado a  un resultado constructivo que genere mayor daño a la propiedad.

A continuación algunos de los argumentos del propietario alarmado por la incongruencia entre el dictamen técnico anterior y la orden actual de  reparación a la propiedad:

“...Vinieron, el martes 4 de marzo; era una brigada de obreros, dijeron ser de Inversiones del SEPROC (que no sé lo que quiere decir ni saben aquellos a quienes pregunté) con orden de repararnos la fachada del rajado edificio de Zapotes No. 113, Santos Suarez, La Habana.

Llegaron de sopetón, sin aviso, sin documentos, sin jefe que dé la cara y sus dos apellidos. Lo que debería ser motivo de alegría se convierte en preocupación, porque hay dictamen desde hace varios años de que no se puede romper en las columnas sin dañar la estructura del edificio y de que lo indicado y aprobado por ‘Vivienda’ Municipal, es reforzar sin romper nada, para no quebrar las cabillas dentro de las columnas y debilitarlas.

Es la opinión de tres ingenieros, uno de ellos de estructuras y otro el jefe del Instituto de la Vivienda, del Municipio Diez de Octubre, y de una arquitecta que traje. Varios vecinos, en su necesidad, cierran los ojos a este problema.

En Cuba, en toda gestión, nadie se identifica con su cargo y nombre. Nadie es responsable por  los resultados de sus órdenes decisiones o trabajo y no piden permiso para disponer de la propiedad ajena.

Al poner desde hace meses Wifi en el Parque de Santos Suarez, frontero a mi edificio de Zapotes No. 113, parece que dieron la orden de embellecer la fachada de mi espantoso edificio.

Y la orden se está cumpliendo sin solicitarnos autorización a los propietarios, a lo loco, con la ineficiencia habitual; obreros sin almuerzo, sin medios elementales de protección que estipula la Ley, como cinturones, cascos, guantes, esperando todo el día por los materiales y por el ingeniero que no llegó.

Guardo andamios y trastos y cemento en mi sala, pues ‘en el mundo real’ ponen una caseta para almacenar herramientas y materiales, pero en Cuba, lo guardan en casa de los vecinos y tiran la arena y recebo en el cantero de la acera, donde se lo roban o lo diluye la lluvia.

Si edificaran rascacielos en Manhattan, necesitarían armar reguero en todo el estado de Nueva York.

Unos vecinos, ilusionados, cubrieron la arena y el recebo con sacos y lona, para protegerlo en caso de lluvia y uno de ellos declaró que dormirá en el balcón para que no lo roben. A las 9:15 de la noche empezó a lloviznar.

No sé si aceptaré borreguilmente que me destruyan así las columnas del portal, soporte de los dos balcones de los dos apartamentos de los altos, o si me negaré a que me toquen las columnas, pues la mentalidad es de que ‘el amo’ ordena y nos ‘regala’ la reparación.

Podría exigir para autorizarlo, documento en que funcionario del SEPROC se responsabilice con que la ‘reparación’ no dañara la estructura, cargo, nombre y dos apellidos y cuño. ¿Pero necesitan mi autorización en mi portal de apartamento?

El resto de los vecinos en la indiferencia; tal vez deba imitarlos, excepto una entusiasta que cumple la regla de que quien menos sabe es quien quiere mandar. Y es feliz por reparar al ¡fin! y la desespero, soy ‘el malo de su película’ por poner ‘peros’.

La ilusión del pobre de que ‘Papá estado’, le reparará la casa ‘gratis’. Pero ‘Papá estado’, solamente pretende una cosmética de las fachadas, dejando intactos los serios problemas constructivos del interior. Y tanto ‘gratis’ desde 1959 nos cuesta toda la vida.

¿El objetivo?: El discurso de que se repararon ‘más-cuántas’ decenas de miles de viviendas y más que beneficiados, resultaremos perjudicados por la ‘reparación gratuita’…”

Noticia en desarrollo

Esta entrada fue publicada en Economía, Noticias de Cuba, Opinión, Otros temas de interes, Paquetes Informativos, Sociedad y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Vecinos temen que reparación de edificio, resulte en un peor remedio que la enfermedad

  1. Pingback: Vecinos temen que reparación de edificio, resulte en un peor remedio que la enfermedad (2ª parte) | Cubamatinal

  2. Pingback: Vecinos temen que reparación de edificio, resulte en un peor remedio que la enfermedad II | Primavera Digital

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.