El tornado, los ciclones y la vivienda en Cuba

Opinión / Economía del desastre permanente

Marqués de la Torre.IMG_20190128_144633_1

Derrumbe durante el reciente tornado en La Habana. Imagen: Jaime leygonier/Cubamatinal

Cubamatinal / Díaz-Canel ha manifestado repetidas veces —durante las reuniones cuyos fragmentos se divulgan— el propósito de llegar a 50 mil viviendas terminadas anualmente, lo que no queda claro es el cómo y el con qué recursos.

Por Germán M. González

Bauta, La Habana, 21 de marzo de 2019 / CM / El pasado 28 de enero tocó tierra en el barrio Palatino, municipio 10 de Octubre, un tornado con vientos de 300 Km/hora. En su ruta afectó este municipio y a San Miguel del Padrón, Regla y Guanabacoa, densamente poblados y a zonas menos pobladas hasta salir al mar al este de la capital. Calculados unos 40 Km de recorrido, con una ancho promedio de 500 m arroja que afectó unos 20Km 2 , es decir, menos del 3% de los 728 Km 2 de superficie que ocupa la capital, no obstante con resultados desastrosos para los compatriotas que habitan el área, unos 200 mil, equivalentes al 9% de los habitantes de la ciudad. La velocidad de traslación del fenómeno, más de 40Km/hora evitó daños aún peores y mayor pérdida de vidas.

El pésimo estado de los inmuebles más la debilidad de las redes de servicios públicos (electricidad, telefónicos, gas y agua) por antigüedad y ausencia de mantenimiento potenció los daños ocurridos y constituye una dolorosa muestra del estado de nuestra capital. Aterra pensar en un huracán de gran intensidad cubriendo muchísimo más territorio y con menor velocidad de traslación, lo cual implica mucho más tiempo batiendo las frágiles estructuras habaneras, si además sumamos el efectos de las lluvias que suelen acompañar a esos fenómenos tenemos un cuadro inimaginable.

De inmediato salieron a relucir varias cuestiones inherentes al sistema socio político vigente en Cuba, veamos:

  • Para los medios oficialistas la “noticia” no fue el tornado, sino las actividades que en torno a la situación realizaron los dirigentes del País: “Fulano de tal” seguido por una larga lista de cargos gubernamentales y partidistas (es lo mismo), describiendo qué hizo el mencionado, quedando en segundo plano los hechos del fenómeno.
  • En La Habana cobró protagonismo el “boss” partidista, relegando a los jefes de supuesto gobierno, supuestamente electos, a un segundo (o tercer, o cuarto) plano. Quedó clarito en dónde reside y quién ejerce la autoridad real y para qué existen las estructuras gubernamentales que —de nuevo supuestamente— elige la ciudadanía.
  • Las afectaciones a viviendas se incrementaron en cada información brindada. La primera el 29 de febrero hablaba de 1,238 afectaciones y 347 derrumbes totales, luego de sucesivos incrementos el día 9, doce días posteriores al paso del evento, Granma informaba cinco mil 821 viviendas afectadas y 502 derrumbes totales, dos días más tarde se llegó a siete mil 436 afectaciones sin especificar número de derrumbes.
  • En otros eventos se ha hablado de movilización de reservas, en esta ocasión el ministro de economía y planificación reiteró repetidas veces en las reuniones divulgadas por los medios oficiales que “Cuba cuenta con los recursos para recuperar los daños”, es decir, nada de reservas y lo que esto significa: se trasladan recursos materiales y humanos de otras regiones del País para paliar los daños del tornado. Las implicaciones las abordaremos ahora.

Veamos la situación de la vivienda según fuentes oficiales:

El Granma (25 de enero del 2018) publica que el 47% de las viviendas resultan inadecuadas, solo superado en América Latina por Brasil (64%) y lejísimo de Argentina (22%) y Chile (23%).

El ritmo de construcción desciende en los últimos doce años, desde más de 111 mil en el 2006 hasta menos de 22 mil en el 2017 según el Anuario Estadístico (AEC), la menor cantidad desde que se dispone de estadísticas. Según datos preliminares en el 2018 suben a alrededor de 30 mil.

 

En su edición del pasado 1º de junio del 2018 Granma ofrece datos escalofriantes:

Viviendas pendientes de solución: Total Derrumbes totales
Huracanes anteriores a Sandy (2012) 42 000 25 000
Huracán Sandy (2012) 36 000 14 000
Huracán Matthew (2016) 8 000 7 000
Huracán Irma (2017) 115 000 15 000
Gran Total* 201 000 61 000
Fuente: Diario Granma, Edición del  1º de junio de 2018

 

En total existen 201 mil viviendas afectadas de ellas 61 mil derrumbes totales, 42 mil y 25 mil respectivamente son anteriores al 2012. Las afectaciones del tornado ocurrido el 28 de febrero en La Habana equivalen al 3.7% de las afectaciones totales y el 0,8% de los derrumbes pendientes de solución acumuladas por ciclones desde antes del año 2012, según las informaciones de Granma citadas.

En resumen: nos congratulamos si los compatriotas de La Habana logran recuperar sus viviendas y otros bienes afectados, pero no podemos olvidar a las decenas miles de cubanos afectados desde hace muchos años y que ahora ven alejarse las esperanzas de mejorar su situación.

Obviamente una idea más exacta la tendremos cuando se publiquen las cifras oficiales del año 2018, pero la cifra preliminar ofrecida de treinta mil viviendas terminadas en el 2018 no mejora mucho la situación descrita.

Díaz-Canel ha manifestado repetidas veces —durante las reuniones cuyos fragmentos se
divulgan— el propósito de llegar a 50 mil viviendas terminadas anualmente, lo que no queda claro es el cómo y el con qué recursos. El cómo despierta dudas por la usual ineficiencia de la economía cubana desde 1959 a la fecha actual.

La pregunta de con qué recursos despierta aún más incertidumbres dada la situación financiera del país —actual y predecible— y el hecho de que las inversiones cubanas se encuentran condicionadas por los convenios para la “reconversión” de la deuda externa los cuales estipulan que se realicen satisfaciendo intereses directos e indirectos de empresas de los países acreedores (1), y la vivienda de los cubanos no clasifica en esas condiciones.

(1) Ver sitios WEB del gobierno (Hacienda) y del Banco de España , por ejemplo.

Artículos del Autor 

germanmgonzalez

Germán M. González

Economista, jubilado.  Trabajó en el sector agropecuario cubano, en la parte empresarial durante muchos años.

Columnista en Cubamatinal para las secciones de Economía y Opinión.

 

© Germán M. González 

© Cubamatinal

 

Esta entrada fue publicada en Economía, Infografia, Noticias de Cuba, Opinión, Otros temas de interes, Paquetes Informativos y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.