Carta abierta sobre Notre Dame de París, a la distinguida Sra. Blanca Cortez

Opinión/ Carta abierta. Crónicas galas

catndp

Foto:Notre Dame de París antes del incendio

París, 18 de abril de 2019.

Distinguida doña Blanca:

Ayer publiqué el siguiente anuncio en mi página de Facebook : “Llegan a mil millones de euros las donaciones para reconstruir Notre Dame.” Su reacción fue la de escribirme: “Mientras hay lugares en el mundo los niños se mueren de hambre y ancianos?”

Realmente la felicito por su sensibilidad con respecto al drama del hambre en el Mundo sobre todo entre los más vulnerables, que son los niños y los ancianos. Es algo muy digno de Vd. en esta época en que la aporofobia se extiende como pandemia especialmente entre los ignorantes y los despreciables coprófagos.

Mis amigos y conocidos saben bien que nací en cuna pobre campesina, en el pueblo cubano de Camajuaní, en el ya lejanísimo 1949. Como tuve la suerte de que mis padres me educaran con los valores cristianos y martianos, siempre estaré del lado de los pobres. Hago mías las palabras del hombre más grande nacido en nuestra Patria: “Con los pobres de la tierra quiero yo mi suerte echar…”José Martí.

Ahora bien, con respecto al drama del incendio de Notre Dame de París y la recogida de fondos para su reconstrucción, le puedo afirmar que Notre Dame es una catedral espléndida, declarada Patrimonio de la Humanidad, no solo por ser la catedral de La Ciudad Luz, sino por la gran cantidad de obras de artes que alberga: pinturas, esculturas; orfebrerías en bronce, plata, oro; preciosos relicarios como el Santa Genoveva – patrona de París – el Manto de San Luis y la Corona de Espinas de Cristo, etc. Estos últimos fueron salvados del incendio gracias al heroísmo de los bomberos, que salvaban El Tesoro de Notre Dame mientras el techo ardía.

Para los franceses Notre Dame, además de todo lo que le acabo de escribir, es parte de la Literatura y de la Historia de la Nación. En ella han tenido lugar numerosos actos que se encuentran en los libros de Historia como: La Coronación de Napoleón, La Misa para dar gracias a la Virgen el Día de la Liberación de París o los Funerales de Charles de Gaulle, por solo citar tres ejemplos.

Mientras Notre Dame ardía, en las calles de París se oraba y se cantaba a Dios y a la Virgen.

Notre Dame, pertenece al Estado, por tal motivo su restauración la pagaremos todos con nuestros impuestos. Si un grupo de familias ricas y empresas ya han donado mil millones de euros, pues me alegro mucho.

He recorrido 76 países y le puedo asegurar que en todos he visto pobreza, incluso en los más ricos de Europa y América del Norte existe el llamado “Cuarto Mundo”. La pobreza más grande la he visto en: La India, Sudán, Madagascar y Laos. Sobre todo lo que más me ha indignado es que en La India, debido al sistema de castas – aunque haya sido abolido por la ley – los que nacen pobres lo serán de por vida, ellos y sus descendientes están condenados a serlo.

El pueblo francés tiene como lema “Libertad, Igualdad, Fraternidad” y la Fraternidad se manifiesta cada año con la Solidaridad. Sumas colosales de euros son donadas por los franceses ante los dramas que ocurren en el Mundo como: terremotos, maremotos, ciclones, epidemias, hambrunas, etc. Las ONG reciben cuantiosas donaciones como: Caritas (católica), Cimade (protestante), Los Restaurantes del Corazón (laica), La Cruz Roja, La Liga contra el Cáncer y la de ayuda a enfermos del SIDA, el Instituto Pasteur y una lista muy larga de instituciones que se ocupan de los ancianos, orfanatos, minusválidos, etc.

Por lo tanto, distinguida Sra. Blanca Cortez, la felicito por su preocupación, pero le puedo asegurar que los franceses no solo se limitan a donar para reconstruir esa joya universal que es Notre Dame de París.

Ayer a las 6 y 50 p.m., hora en que comenzó el incendio, todas las catedrales de Francia tocaron sus campanas para rendir homenaje a Notre Dame de París.

Saludos cordiales desde La Ciudad Luz, hogaño de duelo a causa del drama de Notre Dame,

Félix José Hernández.

Esta entrada fue publicada en Cartas a Ofelia, Cultura, Opinión, Otros temas de interes, Paquetes Informativos, Sociedad y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .