Y al tercer día Mr. Trump regresó

Cartas a Ofelia / Crónicas norteamericanas

Cubamatinal / París, 6 de octubre de 2020.

Estimada Sra. Vega:

Vd. me ha dejado estupefacto al leer la nota que me envió: “Jesús le apareció a Trump en su habitación del hospital y le dijo: ‘levántate y anda’. Seguidamente le entregó la bandera americana a Trump para que salvara a América y al Mundo del comunismo. Por eso como Él, volvió al cabo de tres días a la vida, al vencer el coronavirus…” También Vd. me envió dos carteles de propaganda que reproduciré a continuación.

Sra. Vega, la Virgen María ha hecho a lo largo de estos 2000 años apariciones en lugares que se han convertido en sitios de peregrinaciones y donde se han construido grandes santuarios: Fátima, Lourdes, Covadonga, Guadalupe, etc. Pero no es el caso de Jesús.

Por tal motivo, le recomiendo que por medio de las autoridades eclesiásticas estadounidenses, Vd. contacte al Vaticano, para que Mr. Trump en un futuro sea proclamado como San Donald. Al mismo tiempo la suite del Hospital Walter Reed donde estuvo ingresado, se convertiría en un lugar de peregrinaciones y ese hospital en la gigantesca Basílica de San Donald.

Por mi parte, la noticia que leí en el periódico madrileño ABC, no hace referencias a ningún tipo de milagros:

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha abandonado este lunes voluntariamente el hospital militar de Walter Reed, tras apenas tres días ingresado por coronavirus, y bajo un agresivo tratamiento de antivirales y esteroides. Pasadas las 18.30 hora local (las 00.30 en la España peninsular) ha recibido formalmente el alta voluntaria y ha salido por su propio pie, acompañado después por su equipo en un convoy de coches al helicóptero presidencial Marine One, que esperaba cerca. De ahí, ha sido traslado de regreso a la Casa Blanca.”

Tengo entendido que para ser declarado santo, la persona después de fallecer debe hacer varios milagros. A lo mejor Mr. Trump logra hacer los milagros en vida, lo cual sería algo fabuloso. Le deseo mucha Fe, ella es capaz de mover las montañas.

¿Me podría decir si hubo testigos del milagro y cuáles son sus fuentes de información? Es decir: ¿Cómo lo supo y de dónde vienen estos dos carteles de propaganda? El de Jesús con la bandera es blasfemo, sin lugar a dudas.

Reciba mis cordiales saludos desde estas lejanas tierras allende los mares,

Félix José Hernández.

Eusebio Leal a Castro firmó la infame carta apoyando los fusilamientos en Cuba

Cartas a Ofelia / Crónicas cubanas

 

lealchavez
Foto: Hugo Chávez, Fidel Castro y Eusebio Leal, La Habana.

 

Cubamatinal / París, 1 de agosto de 2020.

Querida Ofelia:

Me acabo de enterar que el compañero Eusebio Leal a Castro acaba de morir.

Te envío un documento que podríamos titular “Algo para recordar”:

Ocho días después del juicio sumario y fusilamiento de los jóvenes Enrique Copello Castillo, Bárbaro Leodat Sevilla García y Jorge Luis Martínez Isaac, por intentar secuestrar una embarcación para escapar de Cuba, un grupo de intelectuales cubanos divulgó una carta pública respaldando tácitamente la drástica acción del gobierno de Fidel Castro.

CARTA DE INTELECTUALES CUBANOS FRENTE A LOS ATAQUES A LA REVOLUCIÓN

Mensaje desde La Habana para amigos que están lejos.

En los últimos días, hemos visto con sorpresa y dolor que al pie de manifiestos calumniosos contra Cuba se han mezclado consabidas firmas de la maquinaria de propaganda anticubana con los nombres entrañables de algunos amigos. Al propio tiempo, se han difundido declaraciones de otros, no menos entrañables para Cuba y los cubanos, que creemos nacidas de la distancia, la desinformación y los traumas de experiencias socialistas fallidas.

Lamentablemente, y aunque esa no era la intención de estos amigos, son textos que están siendo utilizados en la gran campaña que pretende aislarnos y preparar el terreno para una agresión militar de los Estados Unidos contra Cuba.

Nuestro pequeño país está hoy más amenazado que nunca antes por la superpotencia que pretende imponer una dictadura fascista a escala planetaria. Para defenderse, Cuba se ha visto obligada a tomar medidas enérgicas que naturalmente no deseaba. No se le debe juzgar por esas medidas arrancándolas de su contexto.

Resulta elocuente que la única manifestación en el mundo que apoyó el reciente genocidio haya tenido lugar en Miami, bajo la consigna Irak ahora, Cuba después, a lo que se suman amenazas explícitas de miembros de la cúpula fascista gobernante en los Estados Unidos.

Son momentos de nuevas pruebas para la Revolución cubana y para la humanidad toda, y no basta combatir las agresiones cuando son inminentes o están ya en marcha.

Hoy, 19 de abril de 2003, a cuarenta y dos años de la derrota en Playa Girón de la invasión mercenaria, no nos estamos dirigiendo a los que han hecho del tema de Cuba un negocio o una obsesión, sino a amigos que de buena fe puedan estar confundidos y que tantas veces nos han brindado su solidaridad.

Firmado por:

Alicia Alonso

Roberto Fernández Retamar

Miguel Barnet

Julio García Espinosa

Leo Brouwer

Fina García Marruz

Abelardo Estorino

Harold Gramatges

Roberto Fabelo

Alfredo Guevara

Pablo Armando Fernández

Eusebio Leal

Octavio Cortázar

José Loyola

Carlos Martí

Raquel Revuelta

Nancy Morejón

Silvio Rodríguez

Senel Paz

Humberto Solás

Amaury Pérez

Marta Valdés

Graziella Pogolotti

Chucho Valdés

César Portillo de la Luz

Cintio Vitier

Omara Portuondo.”

( Carta en formato PDF de libre descarga)

Por otra parte, recuerdo que el “compañero” Eusebio Leal a Castro afirmó en San Cristóbal de La Habana a Prensa Latina (la agencia oficial de desinformación del régimen cubano), que Fidel Castro volvería, al éste último encontrarse enfermo.

“Fidel Castro está allí, luchando, y volverá a estar al frente de Cuba, siempre volverá”, aseguró el “compañero” Historiador de la Ciudad de La Habana.

“Las palabras claves de hoy -dijo- son certeza y seguridad en el presente y en el futuro”.

A continuación precisó: “ese espíritu está claramente reflejado en recientes declaraciones del primer vicepresidente y ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, Raúl Castro, en quien el líder cubano delegó sus principales funciones oficiales”.

Leal a Castro destacó asimismo el protagonismo de Raúl, junto a Fidel, a lo largo de la historia de la revolución.

El historiador oficial del régimen, rechazó especulaciones de elementos  contrarrevolucionarios en el exterior y resaltó el respaldo irrestricto del pueblo cubano a la revolución.

“Hoy, al llegar a mi oficina, varios trabajadores me esperaban para ofrecer insistentemente hasta su sangre, si fuera necesario, para el Comandante en Jefe. ¡Eso es lo más grande!”, exclamó el compañero Leal a Castro.

¿Será necesaria tanta sangre?

Siguiendo el ejemplo de las oligarquías rojas de los antiguos países comunistas del Este de Europa, a Eusebio Leal a Castro, quizás le esperaba un brillante porvenir lleno de dólares y euros en la futura Cuba, si se lograba reciclar en “hombre de negocios capitalista”. Creo que ya debe de haber tenido sus buenos contactos internacionales. Por ejemplo, una tienda de antigüedades cubanas en Barcelona sería una buena idea.

¿Te acuerdas de Eusebito, aquel monaguillo flaco de espejuelos que ayudaba en la misa al Padre Clemente Becerril en la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen de Neptuno e Infanta? Lo encontrábamos allí cada domingo. ¿Quién hubiera podido imaginar que se convertiría en portavoz cultural de un régimen tan abyecto?

¡Vivir para ver!

Te quiere siempre,

Félix José Hernández.

 

Información relacionada:  Leal a Castro fabricante de  la cultura al mesianismo político.

 

Y… ¿Cómo quedo yo?

Opinión / La actual situación tiene como principal problema la mediocridad del equipo ejecutivo y …

miseria
Más de lo mismo, pero con otra mortaja

Cubamatinal / Como siempre el cubano de a adentro y de abajo hará otro agujero al cinturón y verá incrementada (aún más) su estado-dependencia.

Por Germán M. González

Bauta, 14 de junio de 2020 / CM / A los tres meses exactos de anunciarse el primer caso confirmado en Cuba de la COVID-19 (jueves 11 de junio) el partido & gobierno anuncia el próximo fin de la cuarentena. Sin embargo, lo que vino a continuación despierta la sospecha que el anuncio tiene más que ver con una fecha redonda para fines de propaganda que con la realidad. Recordar la importancia financiera de la renta de personal de la salud en el exterior y el interés en insertarse en el mercado internacional de medicamentos.

No obstante el anuncio de próximo cese de la cuarentena, al día siguiente, viernes 12, en el habitual parte del MINSAP se reconocen 14 casos positivos y -lo más preocupante- en uno no puede ser identificado el origen del contagio, algo que viene ocurriendo y de continuar así evidenciaría una circulación endémica del patógeno, tal como ocurre con algunas influenzas y catarros comunes. Téngase en cuanta que la toma de muestra se hace a una porción mínima de la población, lo cual indica un potencial de cientos o más personas sin origen del contagio identificable “sueltas”.

Realmente la cuarentena en Cuba se ha restringido al sector presupuestado la escasa actividad productiva de la deteriorada economía cubana, agrícola y agro industrial, minera, constructiva, industria y construcciones, etc. se han mantenido trabajando ralentizada por la falta de insumos, obsolescencia de medios, u otras causas generalmente organizativas, frecuentes, comunes y no exclusivas en la cuarentena cuyo fin se anuncia.

En el caso de sector del turismo debemos recapitular la información. El cierre se anunció por Díaz-Canel como un medida cuarentenaria, sin embargo, en aquella comparecencia el primer ministro (y ex ministro del sector) aclaró que “ya no están llegando aviones”, es decir, no fue una decisión nacional, fue la situación internacional la causa real del cese de esa actividad.

Ahora se anuncia desde la primera etapa la apertura al turismo nacional y posteriormente al internacional, pero éste limitado a la apertura de hoteles según la demanda y la utilización de los cayos del norte y del sur de la Isla como destinos únicos.

Es de esperar que la propaganda se centre en esa particularidad: lugares despoblados, totalmente seguros. Una vez más confusión entre necesidad y virtud.

La presentación y resumen del tema a cargo de Díaz-Canel brindó muy poca información, muchas consignas, protestas de fidelidad y continuidad y citas muy bien balanceadas de Castro I y II, cuidadosamente colocadas para evitar susceptibilidades. La información concreta cabría en un párrafo, a lo sumo.

El primer ministro resultó más explícito, pero siempre dejando muchas dudas, más que
aclaraciones, pues no se mencionaron fechas -excepto para el reinicio de la actividad docente en septiembre- sino etapas y dejando muy claro que serían asimétricas, es decir, enmarcadas en las regiones y los sectores que se determinarán en gran medida localmente, con margen de decisión para las autoridades locales. La Habana como actual epicentro de la pandemia será la última región del país en pasar a la normalidad.

Sorprendente el énfasis del premier en la reactivación del raquítico sector privado, la mayor víctima de la represión y de las restricciones, administrativas, policíacas y económicas justificadas por la COVID-19. Esto evidencia las contradicciones existentes en la cúpula del poder pues los responsables ante la opinión pública se sienten constreñidos por los límites impuestos por la vieja guardia reaccionaria, la cual es por otra parte la máxima corresponsable de conjunto con el difunto de la desastrosa situación socioeconómica actual.

La tercera parte, y más breve le correspondió al vice primer ministro y ministro de Economía y Planificación. Con muchos términos imprecisos: más; incremento; disminución; etc. y gerundios: trabajando: manteniendo; ajustando; etc. es quizás el único economista de la Historia capaz de hablar durante largo tiempo sin aterrizar en un número, comparar varios, es decir, manteniéndose en la esfera de lo intangible. Sin dudas representa una innovación para el oficio. Si E. Preobrazensky; N. Kondratiev y N. Bujarin, tres destacadisimos economistas rusos hubieran dominado la técnica del ministro cubano quizás hubieran evadido su ejecución en época de Stalin.

Varios meses antes del comienzo de la COPVID-19 resultaba unánime la opinión de que Cuba se dirigía hacia una crisis grave, la tercera que interrumpiría el declive sistemático de la economía desde los años sesenta como despeñaderos en el cauce de un río desde la montaña al mar. Estas crisis, la que desembocó en la desastrosa zafra del 70, el mayor desastre de la Historia sin guerras o catástrofes naturales, o la ocasionada por el desmerengamiento soviético nunca recuperaron su nivel pre crisis. La actual tiene como principal problema la mediocridad del equipo ejecutivo y el anquilosamiento de la vieja guardia estancada en los años sesenta, el apoyo material soviético y sus asesores Brezhnianos.

Por otra parte el traqueteo mediático va in crecendo en proporción inversa a la disponibilidad de mercancías. Limitaciones a los campesinos, cooperativas y hasta entidades estatales obligadas a entrar por el Vía Crucis de las burocráticas e híper ineficientes entidades acopiadoras estatales desestimulan la producción hasta llevarla a niveles mínimos. Los productores solían cumplir con Acopio y demás para luego complementar sus ingresos en el mercado liberado, ahora esa posibilidad se esfumó. La absurda consigna, en un país donde se desapareció la base productiva agropecuaria incluyendo a sus trabajadores, de que comeremos lo que seamos capaces de producir anuncia lo inevitable: no comeremos nada.

Dos culpables en los medios de propaganda del partido&gobierno se proclaman: al tradicional demonio del bloqueo se suma la COVID-19. De ésta ya hablamos: no se paró nada que ya no estuviera parado desde antes y del bloqueo solo decir en síntesis: nunca, jamás, se han quedado mercancías cubanas sin vender por falta de mercado, no se ha exportado lo que no se ha producido. En segundo lugar el monto de la venta de alimentos autorizado por el gobierno estadounidense muestra un resultado ridículo: de 9,3 Miles de Millones solo se compraron 257,7 millones el pasado año (http://www.cubatrade.org) y la ejecución del actual hasta abril, más los anuncios de los propios gobernantes auguran una disminución drástica.

En resumen, menos comida y mercancías en general; las medidas restrictivas y represivas llegaron para quedarse; la emigración limitada por la situación de la economía mundial y las restricciones de viajes; por estas últimas razones las remesas y ayudas de familiares en el exterior tendiendo a disminuir; el turismo internacional limitado a áreas aisladas y entidades estatales.

Por muchas razones el cubano de abajo y de adentro, la inmensa mayoría, se hace la
interrogante popularizada por Aurora Basnuevo en spots didácticos ¿Cómo quedo yo?


 

Artículos del Autor 

germanmgonzalezGermán M. González

¿Se aproxima una versión cubana del Holodomor ucraniano?

Opinión / No hay ni limoneros ni caña de azúcar; son especies en extinción en los campos cubanos

 

Alexander_Wienerberger_Holodomor7 (1)
De Alexander Wienerbergerhttp://skif-tag.livejournal.com/984358.html, Dominio público, Enlace

 

Cubamatinal / Durante los años 30 del Siglo XX ocurrió en la antigua Unión Soviética una hambruna que exterminó millones de personas. Este fenómeno resultó mayor en la antigua república soviética de Ucrania, donde se denominó Golodomor en ese idioma, vocablo que se traduce como “matar de hambre”.

Por Germán M. González

Bauta, 7 de junio de 2020/ CM / Tanto el número de fallecidos como las razones se discuten aun, los defensores de régimen soviético lo atribuyen a “errores” Stalin y minimizan las muertes. En un documental (Holodomor-1933. Lecciones no aprendidas de la historia) realizado en Rusia en el año 2008 se defiende este país y se calculan 3,5 millones de muertes en Ucrania y siete millones en toda la Unión Soviética. Otros cálculos llegan hasta unos 15 millones de fallecidos sólo en Ucrania y hasta 30 millones en toda la Unión Soviética, y achacan esa hambruna a políticas deliberadas con el fin de aplastar la resistencia de los campesinos a la colectivización forzosa que los despojaba de sus tierras y medios de producción (en Wikipedia se reflejan documentos y argumentos a favor y en contra de cada posición).

En definitiva tanto defensores como detractores de la URSS aceptan la existencia de la hambruna (el mínimo reconocido de siete millones de muertes por el documental ruso son demasiadas) y la culpa se convierte en un problema semántico: errores u horrores, pero siempre a cargo del gobierno soviético, presidido con poder totalitario por el camarada Stalin.

En Cuba, durante la República, todos los analistas nacionales e internacionales reconocían la necesidad de una reestructuración en la propiedad de la tierra. Al respecto la nunca suficientemente recordada Constitución de 1940 proscribió el latifundio, priorizó el traspaso de la propiedad agraria a entes nacionales, protegió al pequeño propietario (artículos 90 y 91) y en las Disposiciones Transitorias se estableció la utilización de tierras estatales en cada municipio para la creación de cooperativas que se denominarían José Martí y estarían protegidas por la política fiscal.

En 1959, al tiempo que organizaba expediciones armadas a países vecinos (Panamá, Dominicana, Haití) Fidel Castro firma la 1ra. Ley de Reforma Agraria, la cual fue elaborada por el Comandante Humberto Sorí Marín, entonces Ministro de Agricultura (fusilado poco después) y otros. En el viaje hacia La Plata, donde se firmaría la Ley, Fidel Castro la radicaliza hasta hacerla irreconocible. Años después, en la entrevista publicada como “Cien horas con Fidel” confiesa a Ignacio Ramonet, el autor, que sus modificaciones sorprendieron hasta a C.R. Rodríguez y Che Guevara, reconocidos estalinistas.

La 2ª Ley de Reforma Agraria se promulga en 1963. Si la primera dejaba en manos de sus
propietarios hasta un límite de 1342 Ha la segunda bajaba el límite hasta 67, cifra que en las condiciones de Cuba resulta insignificante, digamos que un campesino en los lugares alejados, con esa tierra debía trabajar personalmente, él y sus descendientes sin vacaciones ni días festivos, solo para sobrevivir. La propia Ley en el prólogo reconocía el carácter político de su objetivo en su segundo POR CUANTO: “La existencia de esa burguesía rural es incompatible con los intereses y los fines de la Revolución Socialista”.

Entre el cúmulo de mentiras que repiten con inspiración Goebbeliana los gobernantes y sus voceros está la de que se entregó en esa época la tierra a los campesinos. Lo cierto es que a los agricultores que se encontraban en condición de arrendatario u otra forma de trabajar tierra ajena se le entregaron hasta lo que se llamó “mínimo vital”, unas 27 Ha, el resto se transformó en latifundios estatales, gigantescos, ineficientes, insostenibles desde el punto de vista económico y ambiental, con la aplicación masiva e indiscriminada de productos químicos los llamados “Planes de la Revolución” ejemplifican una de las grandes barrabasadas del autócrata mayor. En fin, en manos particulares quedó solo el 15% de las tierras agrícolas del País.

Los campesinos sobrevivientes fueron desplazados por múltiples motivos: para compactar los mencionados Planes; para evitar apoyo a los alzados contra el gobierno en la década de los 60s pasados; para formar las cooperativas de Producción Agropecuaria versión tropical de la colectivización forzosa estalinista o simplemente renunciaron por falta de créditos, insumos, posibilidades de comercialización de la producción, no pago de ésta, etc. La reubicación de los campesinos en poblados de edificios multifamiliares resultó lo que José Martí advirtiera: “Divorciar al hombre de la tierra, es un atentado monstruoso”. (Obras Completas, Edición Digital, t 8, p 278).

Hoy los restos del campesinado cubanos, sin créditos eficientes, sin insumos, con sus producciones mal pagadas o no pagadas por las entelequias estatales (Acopio, Frutas Selectas, ECIL, CONCAR, empresas agropecuarias estatales, etc.) perseguidos, vilipendiados, producen entre el 85 y el 90% de la producción agropecuaria cubana, que solo basta para cubrir menos del 15% de los abastecimientos limitadísimos a la población. El resto se importa.

El “enemigo imperialista” cubre las necesidades alimentarias cubanas en proporciones que sorprende a quien oye el estrépito continuo sobre el bloqueo: 257,7 millones de USD en el año 2019; 13,4 millones solo en Enero del 2020 y la friolera de 6,2 miles de millones desde el 2002 cuando el gobierno estadounidense autorizó esas ventas hasta la fecha.

Más sorprende que la cantidad anual autorizada actualmente sea de 9,2 mil millones, muy lejos de las compras reales lo cual implica que el hambre no es a causa del bloqueo, comprar se puede, sino de la situación ruinosa de la economía cubana. Fuente: (http://www.cubatrade.org).

La inmensa mayoría de los cubanos desconocen además que EE.UU. no prohíbe la importación de ningún producto desde Cuba, solo se reserva el derecho de no comprarlo a entidades estatales, sí puede, legalmente, hacerlo a personas naturales, cooperativas,
empresas privadas, etc.

Consultar el Anuario Estadístico de Cuba (www.onei.cu) da ganas de llorar: Más de la mitad de las tierras agrícolas ociosas, la mayor parte cubiertas de marabú; menos de cuatro millones de cabezas de ganado sobrevivientes de más de nueve millones en los años cincuenta; cuatro millones de ha de cultivo menos desde aquella época; rendimientos agrícolas sólo comparables a los del África subsahariana en los mejores casos; zafras con indicadores de eficiencia miserables y producciones de inicios de la República; vacas rindiendo como promedio nacional menos de 4 Kg de leche/día; ganado vacuno con peso promedio en matadero que más bien semeja de ganado caprino. La ineficiencia como sinónimo de agricultura cubana.

Ahora los genios que acompañan al designado (para dos períodos) como equipo de gobierno anuncian que no hay dinero para importar alimentos, es decir, la apuesta del autócrata mayor por el turismo, las remesas y el alquiler de fuerza de trabajo en el exterior (fundamentalmente de salud) y en el interior (al turismo principalmente) se ha ido a bolina con la COVID-19, la consiguiente contracción económica mundial y los cambios políticos en los países receptores de la fuerza de trabajo médica. Y además acuden (la continuidad fatídica) a las mismas fórmulas que desde hace sesenta años han reducido a casi nada la economía agraria en Cuba (y las otras también): la represión, el burocratismo, el estatismo al extremo.

El tiempo perdido sin realizar las reformas reales que hubieran revitalizado la economía interna está pasando la cuenta y a la larga todos tendrán que admitir que las consignas triunfalistas sencillamente no resultan comestibles.

El Holodomor a la vista pues de limonada y guarapo no se vive… y además no hay ni
limoneros ni caña de azúcar, son especies en extinción en los campos cubanos.

Información vinculada: La verdadera historia soviética ( Documental) 

 

 


Artículos del Autor 

germanmgonzalezGermán M. González

Mi barrio, sus ancianos y ancianas

Opinión / Los últimos serán los primeros… y más afectados por la Covid-19

miseria3
Los que esperan por el “toma uno” (3) para desayunar

 

Cubamatinal/ Como en el resto de Cuba comienzan a constituir la mayoría de la población pues entre la baja natalidad (según Ruperto Marchatrás (1) no es que las mujeres no quieran parir, es que los niños no quieren nacer) y los altos índices migratorios los jóvenes disminuyen porcentual y absolutamente su número.

Por Germán M. González

Bauta, 17 de mayo de 2020 / La necesidad de incrementar los magros ingresos de pensiones (12 CUC≈USD mensuales mínima) y el cada vez más escaso racionamiento hace que los veteranos y veteranas busquen alternativas, a veces curiosas:

  •  Mensajería, pues en la red comercial incluidas las farmacias ha desaparecido ese servicio común en la Cuba de antes y hoy en el resto del mundo.
  • Cuidadores de bicicletas, motos u otros en parqueos improvisados.
  • Cambiadores de sencillo (un peso x 80 centavos) ante la escasez de sencillo (menudo monetario) en los comercios estatales y el transporte público.
  • Revendedores de la prensa (un peso) que adquieren en los estanquillos (20¢.) previasn colas mañaneras.
  • Cuidadoras de párvulos, pues en Cuba existe una plaza en círculo infantil cada seis
    menores de cinco años.
  • Vendedores de jabitas, en Cuba bolsas plásticas con que en el resto del mundo se
    despachan las mercancías incluidas en el precio. Según decir popular “la jaba es el mejor amigo” pues sin ella puedes perderte productos que aparecen sorpresivamente.
  • Coleros/as, en los expendios de pasajes, comercios u otros muchos lugares donde se
    forman colas, vendiendo los turnos.
  • Cambistas de las dos monedas (CUP-CUC) a las tasas oficiales pero evitando las largas colas en las casas de cambio del gobierno (CADECAS).                           

Frecuentemente se producen situaciones burlescas, como las siguientes:

En la calle que conduce a la oficina municipal del partido de mi pueblo existe un bache longevo y cerca un basurero que en sus momentos más prósperos alcanza el techo de la edificación contigua. A mediados de cuadra un anciano coloca sobre un periódico varios aguacates procedentes de un árbol en su patio.

Un inspector de comunales lo interpela:   Te tengo que multar por venta ilícita, porque si el secretario del partido te ve regaña al presidente del poder popular, el presidente regaña al del consejo de administración, éste regaña al jefe de comunales y ese, mi jefe, me castiga a mí.

El viejo se defiende: El secretario del partido pasa todos los días en su carro camino de su oficina, no ve el bache hondísimo, no ve el basurero altísimo ¿Por qué verme a mí?

La panadería y el kiosco de la prensa están contiguos, los ancianos y ancianas que hacen
mensajería o reventa de ambos se mueven en flujo y reflujo al menor indicio de comienzo de venta, llega primero la prensa y ante el titular del Granma (2) una anciana exclama: Nuestro pueblo… nuestro pueblo ¿El pueblo tiene dueño que siempre le dicen “nuestro” al pueblo?
Anciano 1: ¿Y quién es  “el pueblo”?
Anciano 2: Los que esperan por el “toma uno” (3) para desayunar, los que no lo necesitan son los otros, los dueños DEL PUEBLO…

Un funcionario del CIMEX (importadora-exportadora del sistema empresarial militar, GAESA por sus siglas), donde además trabajan su esposa, dos yernos y dos hijas, resulta designado diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular. Luego del paso de un ciclón por la provincia le toca recorrer su distrito para verificar daños, “pasarle la mano” a los damnificados, etc.

En medio de alguna reunión un anciano, inquilino de uno de los cajones goteantes copia soviética (como la Constitución, la Ley Electoral y el Sistema Económico centralmente burrocratizado), interpela al diputado:

Nagüe (4) yo te conozco, tu coges seis jabitas (5) mensuales, seis meriendonas diarias y tienes dos carros… ¡Nagüe, así sí se puede ser ñángara (6) !

Las personas representadas resultan las más vulnerables a la pandemia que afecta a la
humanidad; generalmente afectados por dolencias crónicas resultan víctimas propicias para las complicaciones que genera. En los reportes de fallecimientos en Cuba casi sin excepción se mencionan las palabras diabetes, cardiopatías, hipertensión, mal de Parkinson, etc. asociadas al fúnebre anuncio. Sin embargo, a pesar de las decretadas medidas de aislamiento, suspensión de actividades, etc. los ancianos y ancianas descritos no cesan en la mayoría de sus actividades, acrecentadas por el desabastecimiento y el desorden de la red comercial minorista.

Aquellos que carecen de remesas del exterior, y aun los que contando con alguna ésta resulta insuficiente, resultan los más afectados por la ineficiencia endémica del sistema y sus consecuencias, entre ella la vulnerabilidad y falta de protección ante la pandemia.

Por tanto las situaciones descritas al inicio no son cosa de broma, ni constituyen chistes, sino ejemplos de las condiciones trágicas que rodean a los ancianos y ancianas de la Cuba de hoy.

(1) Personaje de programa televisivo.

(2) Órgano oficial del partido & gobierno, junto con el de su organización juvenil únicos
diarios permitidos.
(3) Panecillo de 60-80 gramos, con pésima calidad objeto de innumerables chistes,
racionado uno diario por persona.
(4) Apelativo en el oriente cubano.
(5) Bolsas con productos de primera necesidad para trabajadores de entidades priorizadas
o del sistema militar.
(6) Comunista en argot.


Artículos del Autor 

germanmgonzalezGermán M. González

Demolieron placa con probable daño a la estructura del edificio

Opinión/  Continuación de la saga sobre reparación del edificio sito en Zapotes 113, Santos Suarez, La Habana

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cubamatinal / Cuatro obreros se presentaron en el edificio y demolieron la pequeña placa de su entrada que ingenieros y arquitectos recomendaban demoler con cuidado, para no dañar columnas y arquitrabes al hacerlo.

Por Jaime Leygonier

La Habana, 4 de diciembre, 2019 / Ocurrió en Zapotes No. 113, Santos Suarez, La Habana, objeto ya de “reparación” estatal  contraria a lo recomendado por profesionales.

Según una vecina, en la manana del 4 de diciembre: “Sentí un estruendo, me asome y vi a cuatro obreros que demolieron la placa; lo hicieron en unos pocos minutos, recogieron en su camión parte de los escombros y dejaron el resto en los portales, acera y calle. No hubo aviso previo de ese trabajo”.

Los obreros que han trabajado en ese edificio en otras ocasiones interrumpieron su labor,por la exigencia de quien escribe para que mostraran un documento de dictamen técnico de lo que hacían.

Anteriores profesionales del Instituto de la Vivienda Municipal  de Diez de Octubre, como el Sr. Iran, Jefe del Departamento correspondiente, así como otros ingenieros y arquitecta particulares, dictaminaron que no se podían romper las columnas y arquitrabes sino que debían reforzarse.

Los golpes para romper podrían quebrar las cabillas oxidadas dentro de la estructura y debilitarla.

Cartas exponiendo el problema y el fraude de dar a firmar a los vecinos un documento falso sobre reparaciones no hechas, dirigí a Eusebio Leal, Instituto Nacional de la Vivienda y al Dpto. de Atención a la Población del Poder Popular y al “presidente” Miguel Diaz Canel Bermúdez, sin respuesta pese a transcurrir largamente el plazo legal para responder las quejas y peticiones.

El derribo a barreta en pocos minutos de la placa que colgaba de dos columnas y dos arquitrabes,  haberlos debilitado.

Informacion de interes sobre el tema:

I Parte : Vecinos temen que reparación de edificio, resulte en un peor remedio que la enfermedad

II Parte:  Vecinos temen que reparación de edificio, resulte en un peor remedio que la enfermedad 

III Parte :  Documento falso sobre reparación de edificio

 

Artículos del autor

2) Portal de Diez de Octubre 818, año 2013 - Foto J. Leygonier.

Jaime Leygonier

Periodista independiente, con una amplia producción en diferentes medios de la prensa independiente y el exilio. Escritor, ex profesor (expulsado por sus acciones políticas), fue condenado a tres años de privación de libertad en 1990 por el supuesto delito de “propaganda enemiga”, con anterioridad expulsado de la carrera de Historia en la Universidad de La Habana por no renegar del catolicismo.

Reside en Cuba y se mantiene activo en la prensa independiente, incluido el periodismo de investigación.

© Jaime Leygonier

© Center of Information and Social Studies

© Cubamatinal

Visita reyes de España provocó el habitual arresto masivo a deambulantes

Noticias de Cuba / Esconden las miserias públicas mas evidentes

Vagabundo1

Cubamatinal / En La Habana, la visita de los reyes de España, el ministro de Relaciones Exteriores y otras personalidades del gobierno español, provocó la habitual redada a los deambulantes, enfermos mentales y alcohólicos.

Por Jaime Leygonier

La Habana, 15 de noviembre de 2019/ CM / Estas “recogidas” son práctica oficial de las autoridades cubanas cuando visitan el país los papas y hay eventos internacionales.

Están recogiendo a los locos de la bodega de D’Strampes”, escuche a una joven en una cafetería de Santos Suarez.

Los “recogidos” durante las pasadas visitas papales, comento el público que rondan la cifra de 3 000, apresados sin causa ni proceso en el Vivac de La Habana y el Hospital Psiquiátrico de La Habana (Mazorra).

Pepe, quien teme que publique su nombre, refiere: “Cuando vino el papa Francisco, supe por un amigo que desapareció su anciano padre, quien no regresó de la panadería donde había ido a buscar el pan de la cuota diaria. Se alarmó, lo buscaron en hospitales, hasta que finalmente resulto que los policias, con una guagua (ómnibus) había recorrido de mañanita la Calzada de Diez de Octubre recogiendo a los alcohólicos y deambulantes y cargaron también con el pobre viejo”.

J. Fernandez, profesor retirado: “Siempre el gobierno cubano esconde las miserias que crea. Que si fueran consecuencias del ‘imperio yanqui’, debería logicamente filmarlas y exponerlas para avergonzar a los E.E.U.U. Y los ‘V.I.P.’ (Very Important Persons) vienen a lo suyo: a ‘sus altos intereses’ y les importa tres pitos el sufrimiento que causan a los ‘Nada Importantes Gentes’. Ellos no los arrestan directamente, solamente ‘pasaban por aquí’ con expresión de ‘yo no fui’…”

Pepe:Creo que si el Papa o alguien importante viene de visita a Cuba, deberia ponerle al gobierno de aquí la condición de que no hicieran esas redadas”.

J.Fernandez: “Hay monjes budistas que llevan su respeto por la vida al extremo de que al finalizar una caminata piden perdón a las hormigas que involuntariamente han pisado, pero parece que los reyes y papas no se toman esa molestia con los deambulantes, inocentes ‘víctimas colaterales’ de sus viajes”.


Artículos del autor

2) Portal de Diez de Octubre 818, año 2013 - Foto J. Leygonier.

Jaime Leygonier

Periodista independiente, con una amplia producción en diferentes medios de la prensa independiente y el exilio. Escritor, ex profesor (expulsado por sus acciones políticas), fue condenado a tres años de privación de libertad en 1990 por el supuesto delito de “propaganda enemiga”, con anterioridad expulsado de la carrera de Historia en la Universidad de La Habana por no renegar del catolicismo.

Reside en Cuba y se mantiene activo en la prensa independiente, incluido el periodismo de investigación.

© Jaime Leygonier

© Center of Information and Social Studies

© Cubamatinal

La infame lista de firmas encabezada por la de Alicia Alonso

Cartas a Ofelia /  Ciertamente para no olvidar la vocación genuflexa de artistas e intelectuales “revolucionarios”.

aalonso

Cubamatinal / París, 19 de octubre de 2019.

Querida Ofelia:

Te envío un documento que podríamos titular “Algo para recordar”:

“Ocho días después del juicio sumario y fusilamiento de los jóvenes Enrique Copello Castillo, Bárbaro Leodat Sevilla García y Jorge Luis Martínez Isaac, por intentar secuestrar una embarcación para escapar de Cuba, un grupo de intelectuales cubanos divulgó una carta pública respaldando tácitamente la drástica acción del gobierno de Fidel Castro.

“CARTA DE INTELECTUALES CUBANOS FRENTE A LOS ATAQUES A LA REVOLUCIÓN

Mensaje desde La Habana para amigos que están lejos

En los últimos días, hemos visto con sorpresa y dolor que al pie de manifiestos calumniosos contra Cuba se han mezclado consabidas firmas de la maquinaria de propaganda anticubana con los nombres entrañables de algunos amigos. Al propio tiempo, se han difundido declaraciones de otros, no menos entrañables para Cuba y los cubanos, que creemos nacidas de la distancia, la desinformación y los traumas de experiencias socialistas fallidas.

Lamentablemente, y aunque esa no era la intención de estos amigos, son textos que están siendo utilizados en la gran campaña que pretende aislarnos y preparar el terreno para una agresión militar de los Estados Unidos contra Cuba.

Nuestro pequeño país está hoy más amenazado que nunca antes por la superpotencia que pretende imponer una dictadura fascista a escala planetaria. Para defenderse, Cuba se ha visto obligada a tomar medidas enérgicas que naturalmente no deseaba. No se le debe juzgar por esas medidas arrancándolas de su contexto.

Resulta elocuente que la única manifestación en el mundo que apoyó el reciente genocidio haya tenido lugar en Miami, bajo la consigna Irak ahora, Cuba después, a lo que se suman amenazas explícitas de miembros de la cúpula fascista gobernante en los Estados Unidos.

Son momentos de nuevas pruebas para la Revolución cubana y para la humanidad toda, y no basta combatir las agresiones cuando son inminentes o están ya en marcha.

Hoy, 19 de abril de 2003, a cuarenta y dos años de la derrota en Playa Girón de la invasión mercenaria, no nos estamos dirigiendo a los que han hecho del tema de Cuba un negocio o una obsesión, sino a amigos que de buena fe puedan estar confundidos y que tantas veces nos han brindado su solidaridad.

Firmado por:

Alicia Alonso

Roberto Fernández Retamar

Miguel Barnet

Julio García Espinosa

Leo Brouwer

Fina García Marruz

Abelardo Estorino

Harold Gramatges

Roberto Fabelo

Alfredo Guevara

Pablo Armando Fernández

Eusebio Leal

Octavio Cortázar

José Loyola

Carlos Martí

Raquel Revuelta

Nancy Morejón

Silvio Rodríguez

Senel Paz

Humberto Solás

Amaury Pérez

Marta Valdés

Graziella Pogolotti

Chucho Valdés

César Portillo de la Luz

Cintio Vitier

Omara Portuondo.”

 

Un gran abrazo,

Félix José Hernández.

Los orígenes de una “coyuntura”(Parte III)

Opinión / No existe una “coyuntura” sino la continuidad de ¡más de lo mismo!

caida en picada
Una caída libre con 60 año de duración 

 

Cubamatinal / Un examen de mas profundo de las numerosas circunstancias actuales y previsibles no permiten ver el término de la actual situación, que no origina el “bloqueo” y no se solucionará automáticamente de cesar éste.

Por Germán M. González

Bauta, 26 de septiembre de 2019 / CM / Al terminar la República la seguridad energética era muy sólida a pesar de no contar con yacimientos de combustibles fósiles considerables. En Cuba operaban varias empresas de diferentes países, la capacidad de refinación era prácticamente igual a la de hoy (exceptuando la de Cienfuegos que no refina para el consumo interno), la adquisición de combustible se realizaba en el área, donde en ese momentos existían dos grandes productores no estadounidenses, México y Venezuela, en el caso mexicano con la industria nacionalizada (PEMEX) y Venezuela ya dando los primeros pasos con la creación de la Corporación Venezolana del Petróleo en el propio año 1960.Ambos países de excelentes relaciones histórica con Cuba al igual que EE UU hasta ese momento.

Varios factores más aseguraban el sector energético en Cuba:

•       Balanza comercial de bienes tradicionalmente muy favorable.
•       Existencia de una agroindustria azucarera —hoy defenestrada— que estaba entre las más de desarrolladas del mundo, potencialmente generadora de cuantiosos recursos energéticos; esa agroindustria en sí misma es energéticamente autosostenible.
•       Situación financiera sólida, con la moneda nacional igualada al dólar, inexistencia de deuda externa de consideración y existencia de reservas monetarias en el Banco Nacional mayores de 500 millones de pesos, equivalentes a más de 4 mil millones de USD hoy.
•       Cuantioso patrimonio productivo y de infraestructura, viales, comunicaciones, etc. mayor que el de muchos países considerados hoy entre los desarrollados.
•       Potencial para cambiar la matriz energética con relativa facilidad, gracias a la disponibilidad de luz solar, potencial eólico, la ya mencionada agroindustria azucarera, etc. De hecho ya en 1958 existía una hidroeléctrica, la del Hanabanilla, en Las Villas.

Luego de tres décadas recibiendo combustibles en cantidades millonarias, que como parte de las entregas soviéticas en el período no se pagaron por los incumplimientos sistemáticos de la parte cubana en los convenios anuales y de los que además se vendían en el mercado internacional la parte no consumida, los cálculos de Fidel Castro parecían ser perfectos… pero llegó el “desmerengamiento” del “socialismo real” y sobrevino el hoy temido término de Período Especial.

Después  de una década en esa crisis (bautizada eufemísticamente “Período Especial”) apareció Hugo Chávez en Venezuela y se estableció una relación similar, al menos en cuanto al petróleo con precios subsidiados y el gobierno cubano revendiendo los excedentes no utilizados.La URSS entregó bienes materiales(1), fundamentalmente petróleo aun con pérdidas millonarias por el beneficio político, el significado de Cuba dentro del tercer mundo y el aporte de efectivos militares cubanos en los conflictos donde mantenía intereses geopolíticos. 

Chávez y su sucesor también se benefician en términos de política interna con la presencia de decenas de miles de especialistas de nivel superior en varios sectores, pero principalmente en la salud y la presencia en Cuba de estudiantes venezolanos, además del inestimable asesoramiento en términos militares y de inteligencia, que incluye capacitación de los venezolanos y presencia física en aquel país de oficiales cubanos.

Hay que destacar que el desgobierno cubano no aprovechó los cuantiosos recursos recibidos durante décadas —cuando incluso se revendió en el mercado internacional combustible recibido a precios subsidiados— para modificar la matriz energética, manteniendo con facilismo irresponsable los combustibles fósiles como principal fuente.

En contraste la vecina República Dominicana genera el 14% de la electricidad con energía hidráulica y ejecuta millonarios proyectos para aprovechar las energías solar y eólica.

Existen muchas razones para calificar la seguridad energética del País como un problema estructural, para nada coyuntural, veamos:

  • Se depende del 60% del combustible importado y el nacional solo es utilizable en la generación de energía, fabricación de cemento y otras actividades menores.
  • La producción de crudo nacional ha estado disminuyendo sostenidamente desde el 2003 en cerca de la tercera parte (www.onei.cu).
  • Como la seguridad energética se ha politizado con las decisiones tomadas desde el año 1960 hasta la fecha la desaparición probable del mecenas venezolano y la poca probabilidad de la aparición de otro, más por esa misma politización la hostilidad cada vez mayor de los EE UU hace que ya en estos momentos la adquisición de combustibles sea por medios financieros, es decir, las normales entre importadores y exportadores.

Esto último es un anuncio tenebroso por la situación actual de la economía cubana, sin agobiar al lector con cifras excesivas tenemos que:

  • El patrimonio productivo nacional ha desaparecido o se encuentra obsoleto en gran medida.
  • La balanza comercial de bienes es negativa en ocho mil millones de USD. 
  • La rama del turismo se encuentra entregada a entidades extranjeras principalmente españolas para cubrir compromisos de la deuda externa la cual se estima en más de 35 mil millones de USD actualmente, y creciendo.
  • Los ingresos por la renta de fuerza de trabajo se encuentran perseguidos en los organismos internacionales como violación de Derechos Humanos  y ya se han retirado de varios países como Brasil, El Salvador, Honduras y otros. Y la situación de los que mantienen esos convenios en mucho menos que boyante, como Nicaragua y la propia Venezuela.
  • La moneda nacional se encuentra sobrevaluada y el día que se haga la inevitable devaluación es de esperar una catástrofe.
  • Los niveles de inversión extranjera son ínfimos comparando con las necesidades, Cuba está en los últimos lugares en todos los listados de calificación de riesgo-país y por razones políticas los cubanos de afuera no invierten en su País.
  • Se ha limitado por parte de EE UU, el mayor receptor de la migración cubana (2/3 de ésta) el envío de remesas a Cuba.
  • Las inversiones para cambiar la matriz energética nacional potenciando el uso de energías renovables se hace básicamente con donaciones y resulta a todas luces insuficiente.

En los años cincuenta del siglo pasado, el Producto Interno Bruto cubano rondaba los 2 mil seiscientos millones de pesos (=USD)(2). Calculando con la depreciación admitida de 25:1 (cambio CADECA) y una depreciación del dólar frente al oro superior a 8:1 (tasa utilizada por el partido & gobierno para calcular los daños del “bloqueo”) tenemos que (2,6 MM*25*8) el valor del PIB actualizado sería de aproximadamente 520 mil millones de USD(3), más de cinco veces superior al PIB a precios corrientes del año 2018 (www.onei.cu).

El consumo de combustibles rondaba los 5 millones de toneladas, es decir, una tonelada de combustible generaba 104 mil dólares de PIB. Actualmente se necesitan 9 millones de toneladas para un PIB (a precios corrientes) de 100 mil millones de pesos, es decir, una tonelada de combustible genera solo once mil USD de PIB. 

Una verdadera proeza económica, quizás inédita en la historia: deterioro en términos absolutos y en términos relativos DURANTE SESENTA AÑOS aún tomando como cierto el PIB reportado oficialmente por el partido & gobierno (que considera CUP=CUC=USD entre otros factores), recalculado en menos del 50% por varios economistas.

En fin, para la economía cubana, que a duras penas logra la importación de dos mil millones de USD en alimentos para mantener la magra lista de comestibles disponibles aun en la red comercial en divisas, la disponibilidad financiera para la erogación de otros dos mil millones para combustibles parece improbable.

(1)     Generando una deuda de más de 65 mil millones dólares, ajustada a 32 mil millones luego de las protestas de Fidel Castro calificando de “chatarra” el equipamiento soviético y al final condonada en el 90%, por lo que quedaron pendientes de pago por Cuba unos 3 mil 200 millones de USD.
(2)     León, R. Antología, Editorial Ciencias Sociales, La Habana, 1988
(3)     Los cual, con un crecimiento moderado entre el 1 al 2% anual, situaría a Cuba hoy entre los tres mayores países por PIB anual en América latina, lugar ocupado en 1958.

Artículos del Autor 

germanmgonzalezGermán M. González

Economista, jubilado.  Trabajó en el sector agropecuario cubano, en la parte empresarial durante muchos años.

Columnista en Cubamatinal para las secciones de Economía y Opinión.

© Germán M. González 

© Cubamatinal

Los orígenes de una “coyuntura”(Parte II)

Opinión / Que ya dura sesenta años y que padece artritis, artrosis y reumatismo, en definitiva anquilosamiento agravado por la “continuidad”.

 

vaso de leche

Cubamatinal / Los cambios de época no suelen estar señalados en fechas exactas, por lo general resultan procesos enmarcados entre fechas aproximadas, sin embargo, el cese de la República y de la alineación de Cuba entre las democracias occidentales y el pase a la autocracia y la alineación con el totalitarismo del “campo socialista” encabezado por la Unión Soviética puede ser fijado con exactitud: el siete de febrero de 1959, a 37 días de la huida de Fulgencio Batista, se firmó la Ley Fundamental que regiría —provisionalmente se dijo entonces— hasta la convocación a elecciones bajo el Código Electoral de 1943y el restablecimiento pleno de la Constitución de 1940, demandas unánimes en la lucha por derrocar a Batista.
Por Germán M. González
Bauta,  21 de septiembre de 2019/ CM / Esa Ley Fundamental estuvo vigente hasta la promulgación del bodrio copiado de la Constitución soviética en 1976 ¡diecisiete años! de provisionalidad. Hasta hoy no existe la República (1) ni tenemos Constitución (2).
La legislación puesta en vigor bajo esa Ley Fundamental violó la Constitución del 40 limitada por el gobierno de Batista, pero vigente, en materias tan graves como la aplicación indiscriminada de la pena de muerte y largas penas de prisión a miles y centenares de miles de personas sentenciadas en juicios sumarísimos, sin garantías procesales, la estatalización de propiedades hasta casi desaparecer la propiedad privada en Cuba, en fin, la violación masiva de los derechos humanos reconocidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos proclamada en la ONU sobre la cual la delegación cubana presentó el primer proyecto y fue ponente en su presentación ante el plenario (3).
La Ley Fundamental otorgó  los poderes del Estado al Consejo de Ministros, que a partir de ese momento legisló, gobernó y juzgó sin contrapeso alguno, con el Primer Ministro que designaba al resto del Consejo al frente, es decir, un gobierno autocrático que rápidamente se hizo con todos los recursos del País al despojar de su autonomía las universidades, al Banco Nacional de Cuba, eliminar las Fuerzas Armadas profesionales y sustituirlas por elementos de lealtad personal. Y en menos de ocho años estatizar toda la economía.
Cada vez era mayor la influencia de los estalinistas del Partido Socialista Popular y de los estalinistas íntimos de Fidel Castro, como Che Guevara, su hermano Raúl y otros en el gobierno. Los que lucharon contra Batista, incluso comandantes, y se mostraron reacios al rumbo emprendido fueron reprimidos, fusilados muchos como Humberto Sorí Marín, William Morgan, Jesús Carreras, otros confinados al presidio con larguísimas penas, como Hubert Matos, Gutiérrez Menoyo, etc.
Otros, militares o no tomaron el camino del exilio, incluyendo personalidades de primer nivel durante la República, como Felipe Pazos, fundador y presidente del Banco Nacional, Roberto Agramonte, candidato del partido ortodoxo a las elecciones frustradas por el golpe de estado de Batista y muchos más de todos los sectores sociales, incluidos miles de obreros de las entidades intervenidas y artistas e intelectuales cumbres de la cultura nacional. Comenzaba la diáspora que no se ha detenido hasta hoy.
Ese proceso no resultó fácil, hubo hasta cinco mil alzados en diferentes partes del País (muchos más que insurgentes anti batistianos) de los cuales se fusiló  según cálculos hasta el sesenta por ciento, además de muchos más resistentes en campos y ciudades. Para restarles apoyo miles de campesinos fueron “reubicados” en lugares tan distantes como Mantua, en Pinar del Río, hoy municipio Sandino y en Gaspar, norte de Ciego de Ávila, entre otros lugares, además de los que corrieron peor suerte con el fusilamiento y largas penas de prisión.
En abril de 1961 desembarcaron por la Ciénaga de Zapata unos mil 300 hombres, otros 177 fueron lanzados en paracaídas. Estaban armados fundamentalmente con armamento de infantería y luego de escaramuzas con milicianos locales y un batallón de la llamada Lucha contra Bandidos llegó al teatro de operaciones artillería y blindados soviéticos operados por antiguos guerrilleros entrenados por oficiales del Ejército Rojo.
En el más puro estilo Tujachevsky-Zhukov se desató una sinfonía terrífica de fuego artillero inédito en nuestro continente que incluyó morteros, obuses, cañones de mediano y largo alcance, autopropulsados y una vez desarticuladas las fuerzas expedicionarias avanzaron a sus posiciones los blindados.
En menos de 72 horas murieron un estimado de 114 expedicionarios y casi mil 200  fueron hechos prisioneros.
Los alzados en los campos cubanos recibieron una magra ayuda que en su mayoría, lanzada desde aviones, cayó en manos de las fuerzas gubernamentales. La Brigada 2506 que desembarcó en la Ciénaga de Zapata no contó con dos cosas que emplearon profusamente los estadounidenses en la II Guerra Mundial: apoyo aéreo efectivo y de la artillería naval. Los expedicionarios estaban condenados desde el comienzo.
Esas victorias de Fidel Castro y sus colaboradores se lograron gracias al apoyo soviético, que armó, vistió, calzó, entrenó, dio apoyo logístico y de inteligencia a más de un millón dos cientos mil efectivos, la mayoría inconscientes que luego muchos fueron a parar al paredón, el presidio o el exilio. Ya en 1962 los efectivos soviéticos en territorio nacional superaban en número y armamento (incluido nuclear) el total de efectivos de todos los cuerpos armados durante el gobierno de Batista, más de 40 mil, según contó Fidel Castro a I.Ramonet en su entrevista editada como “Cien horas con Fidel”.
Las acciones en la política y la economía interna se sucedieron al unísono que otras internacionales en el plano  militar, con las expediciones para desestabilizar gobiernos de países del área, Panamá, Dominicana, Argentina, Bolivia, Nicaragua, Venezuela y otras. Cuba se convirtió en base de entrenamiento y apoyo logístico de cuanto movimiento insurgente se formaba en el mundo, aquí se entrenaron guerrilleros y terroristas de prácticamente todas las tendencias “revolucionarias”, muchas de ellas activas aún (ej. las de Colombia).
En el plano diplomático se limitó el personal estadounidense en su embajada, y se comenzó el alineamiento antes mencionado con el bloque socialista, mantenido hasta su desaparición.
El comienzo del llamado “bloqueo” —en realidad embargo— el partido & gobierno y sus voceros oficiosos lo vinculan con las llamadas “Leyes Revolucionarias” que afectaron propiedades estadounidenses, eso no es cierto, la cronología de los hechos sitúa como punto de partida el inicio de la adquisición de petróleo soviético, y la negativa de las refinerías (por cierto, no todas estadounidenses, había intereses anglo-holandeses en juego) a refinar ese crudo.
El gobierno de Eisenhower respondió suspendiendo la cuota azucarera(4).De inmediato se nacionalizaron los centrales azucareros de propiedad estadounidense (31) y de paso el resto de la agroindustria, otros 130 centrales propiedad de compañías cubanas. Luego continuarán con todo lo demás; incluidos 55 mil pequeñas, medianas y trabajadores individuales en marzo 13 de 1968.
Había comenzado la escalada de medidas y contramedidas en que los estadounidenses actuaron como aficionados antes la coordinación profesional de soviéticos y gobierno cubano.
(1)    Generalmente se asocia el término República con: el imperio de la Ley, no de los hombres; la igualdad ante la Ley; la austeridad de fondo y de forma; la tolerancia hacia ideas opuestas; la separación de poderes; la soberanía de la ciudadanía y otros ausentes desde entonces en la sociedad cubana.
(2) La Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano aprobada por la Asamblea Nacional Constituyente francesa (26 de agosto de 1789), documento precursor del reconocimiento de los derechos humanos, define en su artículo XVI el concepto de constitución: “Una sociedad en la que la garantía de los derechos no está asegurada, ni la separación de poderes determinada, no tiene Constitución”
(3)    En esa votación realizada el 10 de diciembre de 1948 votaron a favor 48 naciones, ocho se abstuvieron  y dos se encontraban ausentes. Los que se abstuvieron fueron los países “socialistas”  encabezados por la Unión Soviética además de Arabia Saudita (por motivos religiosos) u Sudáfrica (apartheid). Una década después, el gobierno cubano ya encabezado por Fidel Castro, se alineó con ese bloque “socialista” sistemáticamente durante treinta años hasta su desaparición.
(4)    Considerar que en 1959, firmada ya la Ley de Reforma Agraria, se exportaron a ese país 2,9 millones de toneladas de azúcar, pagadas a un precio promedio equivalente a 1,86 veces el del mercado mundial.
Información vinculada:
  • Documental “Fiel Castro”  de  Ricardo Vega

Autor: Juan F. Benemelis. Publicada por entregas de capitulos en Cubamatinal.com (Primera Temporada 2006-2009) previa autorizacion del autor


Artículos del Autor 

germanmgonzalezGermán M. González

Economista, jubilado.  Trabajó en el sector agropecuario cubano, en la parte empresarial durante muchos años.

Columnista en Cubamatinal para las secciones de Economía y Opinión.

© Germán M. González 

© Cubamatinal