Deuda externa, bloqueo y continuidad, los tres lados de un triángulo diabólico (II)

Economia / Economia Politica

Economía “libremente” defectuosa

Cubamatinal / Las malas relaciones del partido&gobierno de Cuba con EE.UU. se fomentaron en una acción concertada entre la dirigencia soviética, sus servicios de inteligencia y sus títeres cubanos del Partido Socialista Popular con la figura mediática de Fidel Castro desde antes del 1º de enero de 1959. Esto se ha demostrado en infinidad de documentados artículos, ensayos y libros.

Por Germán M. González

Bauta 13 de septiembre de 2020 / CM/ Para demostrar de qué lado surgió el deterioro de unas relaciones nacidas mucho antes de la República en Cuba basten dos ejemplos: La muy publicitada carta de Fidel Castro a Celia Sánchez asegurando que el propósito de su vida sería combatir a Estados Unidos y la sanción impuesta por el Che Guevara al general Enrique Acevedo por haber concedido una licitación a una empresa estadounidense en su carácter de funcionario en una entidad estatal en el año 1959, según relato de este último contenido en su libro “Descamisados“.

Con la publicación el siete de febrero de 1959 de la Ley Fundamental desaparecía de un golpe la República y las relaciones cubano-estadounidenses.

Es lugar común en la propaganda del partido&gobierno para Cuba y el exterior que el bloqueo surge a consecuencia de las nacionalizaciones del gobierno revolucionario —algo que creen incluso personas desafectas al régimen— pero cronológicamente falso:

  • En 1959 EE.UU. compró a Cuba, 2.9 millones de toneladas de azúcar pagadas a casi el doble del precio vigente en el mercado internacional. Cifras muy superiores a lo adquirido en los siete años anteriores durante el régimen de Batista en volumen y precio.
  • A principios de 1960 Cuba firma un convenio con la Unión Soviética donde ésta suministraba diferentes productos en forma de trueque por azúcar en el 80% del valor del convenio.
  • Las refinerías existentes en Cuba, propiedad de tres Compañías de tres países (Shell, anglo-holandesa; Esso y Texaco estadounidenses) se negaron a refinar el petróleo soviético alegando compromisos contractuales.
  • Estados Unidos suspende, no elimina, la cuota azucarera cubana.
  • Fidel Castro nacionaliza las refinerías y de paso los centrales azucareros estadounidenses y todos los demás sin importar propietario, comenzando una escalada estatalizadora que culminó con la “ofensiva revolucionaria” de marzo de 1968 y los dedales de las costureras.
  • En octubre del propio año el Presidente D.D. Eisenhower prohíbe todas las exportaciones a Cuba.

Basado en La Ley de Comercio con el Enemigo del 6 de Octubre del 2017, J.F. Kennedy, entonces Presidente de EE.UU. estableció el 3 de Febrero del 1962 el embargo al comercio con Cuba hasta la indemnización o devolución las propiedades confiscadas.

Esta Ley permite la interrupción del comercio con países que se han aliado con el enemigo, hayan confiscado propiedades norteamericanas, hayan anulado unilateralmente tratados firmados con los Estados Unidos, hayan permitido la destrucción de las propiedades norteamericanas, o hayan realizado actos hostiles que hayan conducido a la confiscación de bienes norteamericanos.

La salida hacia los países del campo socialista de jóvenes cubano para recibir instrucción militar, la presencia desde 1959 de altos oficiales soviéticos en las Fuerzas Armadas Revolucionarias, la entrega de suministros militares y el despliegue de tropas soviéticas que culminó con la instalación de cohetes con carga nuclear y estaciones de espionaje más las medidas confiscatorias, comerciales, diplomáticas, etc. puso al gobierno de Cuba de lleno en el enunciado de la citada legislación.

A treinta y cuatro años de invocar Kennedy la Ley de Comercio con el enemigo para aplicar el embargo a Cuba, y luego de múltiples disposiciones legales sobre el asunto, el Congreso de los Estados Unidos aprueba con 410 votos a favor y 108 en contra la “LEY LIBERTAD DE 1996″ más conocida por los apellidos de sus promotores principales (“Helms-Burton”). El entonces Presidente William Clinton firmó la Ley el de marzo de ese año. Esta Ley codifica el embargo, limita la independencia presidencial en cuestiones internacionales, algo no usual, y prácticamente hace imposible una relación normal con Estados Unidos mientras esté vigente el sistema político de Cuba.

Ya en el Septiembre del 2020 el Presidente Trump ratifica la aplicación de la Ley de Comercio con el enemigo a Cuba basado en el hecho de que desaparecida la Unión Soviética y el llamado campo socialista los gobernantes de la Isla se alinean con cuanto gobierno se declare enemigo de EE.UU.: una dictadura teocrática con leyes medievales como Irán; una dinástica que ha convertido Corea del Norte en un búnker artillado; en Rusia una “democracia dirigida” geófaga gobernada por una élite mafiosa proveniente del otrora partido único y sus servicios de inteligencia. Nada importa, con tal de compartir el objetivo de destruir a EE.UU. se puede ser capitalista sin Estado de Derecho como China y ser estrecho aliado.

La efectividad del bloqueo o embargo merita un largo ensayo, para consultar al respecto se encuentra una variada y documentada exposición en el sitio foresightcuba.

Para terminar solo tres aseveraciones basadas en los 50 años de trabajo en el sistema empresarial cubano del que esto escribe:

  • Todos las importaciones necesarias, tanto productivas como de consumo, se pueden realizar desde países cercanos a Cuba con precios y calidades similares, e incluso procedentes de EE.UU. Cuba comercia con más de 50 países de todos los continentes según http://www.onei.cu
  • Incluido EE.UU. que está entre los primeros seis proveedores, sobre todo de alimentos y equipos e insumos médicos para la salud donde se adquiere solo una fracción de lo que está autorizado por la legislación estadounidense.
  • Nunca en Cuba se ha dejado de vender una producción destinada a la exportación a causa del bloqueo, Nunca se han quedado en puerto cubano por esa causa una tonelada de azúcar, de níquel, una caja de tabacos, nada. No se exporta más porque no se produce lo suficiente —ni siquiera alimentos para el consumo interno— en una economía con su patrimonio productivo desaparecido u obsoleto.

Obviamente el embargo o bloqueo estorba, pero ni impide el comercia exterior cubano, ni lo encarece como proclama el partido&gobierno, y muchísimo menos constituye el obstáculo principal para el desarrollo de Cuba, el cual se encuentra y hay que resolver aquí, dentro del País.

Artículos del Autor

germanmgonzalez

Germán M. González

Economista, jubilado.  Trabajó en el sector agropecuario cubano, en la parte empresarial durante muchos años.

Columnista en Cubamatinal para las secciones de Economía y Opinión.

© Germán M. González 

© Cubamatinal

Deuda externa, bloqueo y continuidad, los tres lados de un triángulo diabólico (I)

Opinión / Economía Política 

 

Cubamatinal / Luego de consultar decenas de artículos en publicaciones especializadas o no, informes de entidades internacionales, el Anuario Estadístico de Cuba, intervenciones de integrantes de la cúpula del partido&gobierno de Cuba e incluso revisar los textos que bajo la firma de Fidel Castro se publicaron en los años 80s del pasado Siglo XX, se llega a dos conclusiones:

Por Germán M. González

Bauta, 5 de septiembre de 2020 /CM/ Todos los países que han ofrecido créditos a Cuba han terminado sin cobrar sus deudas. Esto incluye a los 35 mil millones de Rusia, 15 mil millones del Club de Paris, 1.4  millones de pequeños inversores del Club de Londres (Reuters reportó un acuerdo de una condonación importante en febrero del 2018 pero sin precisar cifras), los 6 mil millones de China, los 2.4 millones de Argentina, los mil millones de Japón, la deuda (sin datos localizables) condonada por Vietnam, la deuda con Brasil de mil millones para construir la Zona Económica Especial del Puerto del Mariel, los 2.4 mil millones sin devolver a los otros países socialistas, el 70% de condonación de los 486 millones debidos a México, y una cantidad por determinar con Venezuela. Cada una de esas cifras tiene su historia, a veces siniestra, detrás.

A pesar de la opacidad de estas operaciones y los complicados convenios de condonaciones y reconversiones, se pueden calcular como mínimo 70 mil millones de USD recibidos por Cuba, la mitad de ellos de la Unión Soviética, sin incluir otras facilidades como precios inferiores al mercado para para las importaciones y superiores para las exportaciones cubanas, práctica común durante tres décadas de relaciones comerciales con la Unión Soviética y dos con Venezuela, algo que permitió al régimen cubano revender el petróleo recibido a bajos precios, mientras mantiene estrictamente racionado el consumo interno [1].

La otra conclusión es la absoluta incapacidad del sistema vigente para generar riquezas. Con una fracción de los recursos financieros de que ha dispuesto el régimen los contendientes en la II Guerra Mundial beneficiarios del Plan Marshall en menos de una década recuperaron los niveles de producción de ante guerra y superaron ampliamente el bienestar social que habían alcanzado antes, a pesar del nivel de destrucción existente al terminar la contienda.

Un ejemplo: España le condonó a Cuba mil 700 millones de Euros en el año 2015, dejando la deuda en 537 millones, A cinco años ya Cuba debe casi dos mil millones de Euros y está solicitando dos años de moratoria de los pagos al Club de París del cual forma parte el Reino ibérico. Todo esto se sabe por una interpelación de un diputado del partido VOX al gobierno socialistapodemita en junio pasado reportada por medios de prensa españoles. Claro, a los intereses políticos de los izquierdosos peninsulares hay que sumar la influencia de sus empresarios que obtienen pingües beneficios operando el 80% de la plata hotelera de la Isla, con sus correspondientes suministros de medios materiales y de servicios.

Al heredar el poder, el hermanísimo ha tratado—presionado por la falta de acceso a nuevos créditos—de regularizar el tema de la deuda—sin éxito como vimos en el ejemplo español— y eso condujo a múltiples soluciones muy dudosas al establecerse métodos de reconversión mediante el cual Cuba cede fuentes de ingresos en divisas (cesión de la explotación de la planta hotelera, el níquel, la zona franca y puerto de Mariel, y otros) e invierte en proyectos que sean de interés directo e indirecto de empresas del País acreedor, lo cual constituye la renuncia a ingresos de esas actividades y una severa pérdida de soberanía como efectos conocidos pues la opacidad de los convenios hace temer otros repercusiones.

Lo anterior explica que Cuba siga invirtiendo en una planta hotelera que se explota a menos del 40% de su capacidad (antes de la covid-19) y en determinadas provincias, incrementando la ya grave distorsión por sectores y territorios de la economía cubana, origen, entre otros factores de la altísima migración interna.

Las condonaciones y reconversiones son —a juicio del economista Elías Amor Bravo—como el óxido nitroso, primero te hace reír y luego mueres.

Las deudas de un País por sí mismas no constituyen un problema, se convierten en tal, y grave, cuando no guardan proporción con su capacidad para generar riquezas. En el caso de Cuba, el estimado actual de diversas fuentes, entre ellas el ex ministro de economía J.L. Rodríguez es de más de 30 mil millones de USD a los cuales debe sumarse unos cuatro mil millones de obligaciones a corto plazo incumplidas. Comparando con el último superávit en el comercio internacional reportado en el Anuario Estadístico de Cuba www.onei.cu de 1,4 miles de millones la proporción es de 25:1. El Producto Interno Bruto reportado tiene dos problemas: el cálculo su monto no es confiable por valorar CUP=CUC=USD y además muestra crecimientos ínfimos desde hace cinco años.

[1] Los créditos recibidos y los convenios favorables en cuanto a precios no son los únicos ni principales recursos con que ha contado el régimen:

  • Según Informe de la época del Banco Nacional de Cuba al tomar el poder el actual equipo gobernante (menos defunciones) en1959 Cuba contaba con 505 millones de USD como reservas y una deuda externa de 56 millones de USD.
  • En la década de los años sesenta el gobierno cubano confiscó propiedades extranjeras y nacionales, se calculan unos dos mil millones del monto de las confiscadas a entidades estadounidenses, unos 6,7 miles de millones a emigrados cubanos y cifras incalculables como resultados de la segunda Reforma Agraria (1963) y la Ofensiva Revolucionaria (1968) cuando se confiscó hasta el dedal de una costurera. Por esa época se llevó a cabo un cambio de moneda donde se dejó a cada persona la cantidad de 200 pesos, no se ha publicado el monto de lo confiscado con ese método.
  • Incalculable el monto de la diferencia entre los salarios simbólicos pagados a los trabajadores y la justa retribución que debieron recibir durante más de sesenta años. Esto incluye la práctica de la confiscación de los haberes en divisas a los contratados en el extranjero fundamentalmente pero no en exclusiva a personal de la Salud y en el interior del País, ídem para el sector del Turismo.

     

Artículos del Autor 

germanmgonzalezGermán M. González

Un bloque de granito y un pegote de fango

Opinión / Economía Política

lodo
Un fanguizal de larga data

Cubamatinal / Un pegote es algo pegajoso, viscoso y si es de fango resulta exactamente lo contrario de un bloque de granito, es decir, de algo sólido y resistente.

Por Germán M. González

Bauta, 19 de julio de 2020 / El pasado 29 de junio el órgano oficial del partido&gobierno de Cuba anunciaba la celebración virtual del 20º Consejo Político y el 10º Consejo Económico de la llamada Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP). Al siguiente día, igualmente en primera plana, se informaba de los resultados del cónclave a distancia, la reproducción por el resto de los medios oficialistas no se hizo esperar. El 1º de julio entró en vigor el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá o T-MEC, el órgano, otros medios cubanos y Telesur, que funciona en la misma sintonía no mencionaron el hecho.

El pegote de fango

El ALBA-TCP es la entelequia elucubrada por Fidel Castro en su doble afán de conservar el poder absoluto de por vida y extenderlo hacia otras naciones utilizando para ello la petrochequera entonces bien provista de Hugo Chávez, muchísimo menos inteligente pero carismático y con iguales objetivos. El sostén ideológico adoptado fue una extraña mezcla dizque bolivariana con el entonces recién enunciado Socialismo del Siglo XXI menjunje perfecto para justificar los objetivos de ambos, aunque debemos reconocer que su vocero fue Chávez. Fidel Castro era demasiado inteligente para embarcarse en esa chapuza intelectual.

Lo primero que salta a la vista en la información del órgano es la deserción de varios países fundadores o incorporados a la entelequia. Bolivia, Ecuador y Santa Lucía ya no forman parte de la membresía, tampoco Surinam, participó en el cónclave virtual solo como invitado y Haití, antiguo observador no se menciona. Honduras fue y no es. En definitiva, de trece miembros hoy se mantienen en la Alianza ocho.

Cinco de ellos son pequeños estados del Caribe: Dominica; San Cristóbal y Nieves; Granada; San Vicente y las Granadinas y Antigua y Barbuda. Con una población conjunta similar a la provincia cubana Cienfuegos y la mitad de su territorio—algo más de 400 mil habitantes y de 2 mil Km2— su producto interno bruto (PIB) ronda los 6 mil millones de USD. A pesar de su pequeñez y escasa riqueza cada uno de esos Estados cuenta con voz y voto en los organismos internacionales y pueden bloquear cualquier iniciativa condenatoria contra los tres mayores, de ahí su importancia.

Las tres naciones mayores suman 48 millones de habitantes pero cada una cuenta con una diáspora millonaria, parte de la cual aún se encuentra registrada como residente, Venezuela con casi cinco millones, Cuba con 500 mil y Nicaragua con algo menos se han convertido de países de inmigrantes a emisores de emigrantes para todas partes del mundo pero fundamentalmente para EE.UU. y España. Nicaragua tiene un pasado de pobreza histórica, pero Venezuela y Cuba constituyeron en el “antes de…” países con desigualdades pero inmensas riquezas.

En el listado del Índice de Desarrollo Humano (IDH) publicado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) Cuba es el menos malo con el lugar 72º; Venezuela ocupa el 96º y Nicaragua el 126º. En los tres casos han retrocedido en la escala desde 1990: Cuba 42 lugares, Venezuela 25 lugares y Nicaragua sin mucho espacio para retroceder, dos.

En el informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) correspondiente al año 2019 se pronostica reflejan caídas del Producto Interno Bruto: Nicaragua con retrocesos de -5.8% y 6.3% en los dos últimos años y pronóstico de -5.3% para el 2020. Venezuela retrocediendo desde el año 2013, los últimos cinco brutalmente: -7,4%; -18,1%; -16,7%; -20,6% y -26,3% con pronóstico de -14.4% para el 2020 rectificado luego por la pandemia a -18.8%. En el caso de Cuba, con un PIB viciado por el método de cálculo que entre otras inconsistencias calcula CUP=CUC=USD refleja un estancamientos en los últimos años, prácticamente sin crecimientos y un pronóstico similar de 1.0% para el 2020 rectificado por la pandemia a -5.3%.

El propio informe muestra resultados catastróficos para los tres países en los últimos años y en los pronósticos a corto plazo en otros indicadores e índices básicos: crecimiento deuda externa; disminución reservas internacionales; índices de inflación, salario real de los trabajadores, etc. Tres desastres socioeconómicos bajo el símbolo del bolivarianismo y el socialismo del Siglo XXI, excepto Cuba, apegada a la ortodoxia marxista-leninista versionada por Stalin.

Ahí tenemos el pegote de fango, sintéticamente reflejado en los párrafos anteriores, al cual si quisiéramos definir en una palabra esta sería: insostenible, y esto aplica para el medio ambiente, para la sociedad y para la economía. Y cabría una pregunta ante los enunciados propósitos de “relanzamiento”; “reactivación” y otros vocablos similares: Si con Venezuela como país petrolero y en consecuencia la petrochequera ahíta nada de eso funcionó ¿El propósito real será la permanencia en el poder de los equipos gobernantes causantes del desastre descrito? Parece ser ese solamente.

El bloque de granito

El Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá o T-MEC como también se le conoce para distinguirlo de su predecesor, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN o NAFTA por sus siglas en inglés) entró en vigor el 1 de julio de 2020. El T-MEC reemplazará al TLCAN, vigente desde 1994. Ahora falta la ratificación por parte de los parlamentos de los respectivos países, proceso que se estima esté finalizado en el primer semestre del próximo año.

Muchos analistas opinan que el nuevo pacto significa un triunfo para el cuidado del medio ambiente y los derechos de los trabajadores mexicanos, pues éste país se ha visto obligado a mejorar significativamente su legislación en ambos ámbitos, porque de no cumplir las empresas mexicanas con los parámetros fijados en esos temas no podrán participar en los beneficios inmensos del comercio norteamericano (desde el Océano Ártico hasta el Mar Caribe) espacio que alberga casi 500 millones de personas, con flujo comercial de más de 1,2 billones de USD anuales y casi la tercera parte del PIB mundial.

Más importante aún es la inmensa reserva de recursos naturales y de conocimientos, con más de 2 millones de los patentes registrados en el mundo, ocupando el primer lugar por amplio margen y con los lugares 13º y 15º del listado del IDH para Canadá y EE.UU. respectivamente, más rezagado el 76º para México, diferencia que debe acortarse con los resultados del Tratado nuevo, algo ya ocurrido con su antecesor.

No es posible evitar una visión nostálgica a un sueño trunco antes de nacer. De no haber torcido el rumbo Cuba en 1959 saliendo de su hábitat natural ¿Se llamaría el bloque de granito T-MECC (Tratado México-Estados Unidos-Canadá-Cuba)? Dado el grado de identificación de nuestro país con el resto de América del Norte, ámbito geográfico del cual somos parte ocurriría lo más natural del mundo.

Lo antinatural resultó nuestra fatal inserción en la entelequia del socialismo real europeo llamada Consejo de Ayuda Mutua Económica (CAME) cuyos efectos devastadores para el País aún está por estudiar a fondo, pero se puede asegurar que salimos más subdesarrollados, más atrasados tecnológicamente, con el Patrimonio productivo obsoleto o destruido y además endeudados.


Artículos del Autor 

germanmgonzalezGermán M. González

Goya or not Goya, that is the questions

Cartas a Ofelia / Crónicas cubano-americanas

black-bean-soup-sp

Cubamatinal / París, 13 de julio de 2020.

Estimados amigos:

Se anuncia el “Combate del Siglo” entre una lata de frijoles blancos Goya y una de frijoles negros Conchita. El árbitro será la sazón tropical Badía. Visto los cientos de miles de personas que participarán a este Histórico Momento, se está buscando un lugar dónde se pueda realizar dicho acontecimiento, digno ejemplo del surrealismo tropical. Ya las cadenas de televisión de casi todo el Mundo desean transmitir en directo el combate a latazo limpio. Lo único que podría impedir este acontecimiento digno de entrar en los Anales de la Historia de la Humanidad, sería que la aplanadora de la Calle 8 fuera a destruir todas las latas de productos similares a los de la Heroica Goya.

¡Y que la mejor lata gane!

Por otra parte, se han descubierto daños colaterales para el clima por el aumento del consumo de frijoles negros Goya en la Florida.

Hay un llamado urgente de los científicos ante la masa de gases que se está elevando desde hace poco hacia la capa de ozono desde la Florida. Según fuentes serias se estima que este fenómeno se deba a las flatulencias de los seres humanos, a causa de la gran cantidad de frijoles negros Goya que está consumiendo.

Las flatulencias son un proceso habitual que se produce cuando el gas es liberado en las reacciones químicas de la digestión.

Hasta ahora eran los gases emitidos por los intestinos de las vacas en parte responsables del efecto invernadero. Cada uno de estos animales, y hay millones de ellos, produce a diario entre unos 3 y 4 litros de gas metano, además del óxido nitroso.

Las vacas y los comedores de frijoles negros Goya, son serios responsables del cambio climático. Ambos están poniendo en peligro el clima.

Por favor, coman otros productos que no sean frijoles: ¡Evitemos el cambio climático!

Saludos cordiales desde La Ciudad Luz,

Félix José Hernández.

Nota bene: Cuentan que a Mr. Trump y a Melania les gustan los frijoles negros Goya con ropa vieja y tostones.


Artículos del Autor

Felix Jose Hdez

Crónicas coleccionables. Libros “Cartas a Ofelia”

Cartas a Ofelia es una interesante colección de crónicas escritas durante muchos años por el profesor Félix José Hernández, desde su llegada a París a principios de los años ochenta del pasado siglo XX. Incluye recuerdos de su niñez y juventud en Cuba, así como las memorias del destierro y de la vida en Europa y Estados Unidos. El catálogo de las memorias es inmenso e incluye sus entrevistas a numerosas personalidades y ciudadanos de a pie. Permite recorrer gran cantidad de países desde la óptica de sus frecuentes viajes y cruceros marítimos, o como señala el autor; “cruzar fronteras”. La colección es una verdadera joya literaria que ha recibido numerosos premios internacionales. La recomendamos. Copyright 2011 Cartas a Ofelia. Félix José Hernández Valdés

Ⓒ Cubamatinal (Libre descarga citando la fuente)

 

Los alevines del 4 de Julio de 1776

Opinión / Páginas de la Historia

800px-washington_crossing_the_delaware_by_emanuel_leutze_mma-nyc_1851-56a486065f9b58b7d0d766b9
Acceda a la Serie Documental en 34 capítulos

 

Cubamatinal / Una invitación a la investigación del cómo y el porqué de una obra humana grandiosa: la Historia de Estados Unidos de América.

Por Germán M . González

Bauta, 4 de julio de 2020 / CM / Cuando los delegados de las trece colonias de América del Norte situadas a lo largo de la costa atlántica firmaron la Declaración de Independencia que formalmente daba por terminada la relación de subordinación con su metrópoli, el Imperio Británico, surgían Estados que en el contexto geopolítico de la región semejaban trece alevines en un estanque de tiburones.

Por el norte se encontraba el dominio del Canadá (10 millones de Km 2 ), en esos momentos en manos británicas; más al norte hacia el oeste se encontraba la posesión rusa, el actual Estado de Alaska, el más extenso de la Unión actualmente (1,7 millones Km 2 ); al oeste la Luisiana Francesa (2,1 millones de Km 2 ) que hoy constituye la cuarta parte de la superficie de EE.UU. y comprende los actuales estados de Arkansas, Missouri, Iowa, Oklahoma, Kansas, Nebraska, Minnesota al sur del río Misisipi, gran parte de Dakota del Norte, casi la totalidad de Dakota del Sur, el noreste de Nuevo México, el norte de Texas, una sección de Montana, Wyoming, Colorado al este de la divisoria continental, y Luisiana a ambos lados del río Misisipi.

Más al oeste y llegando al mar Pacífico posesiones británicas al norte y del Imperio Español, entonces intacto y en pleno poderío, desde el suroeste hasta el sur, semejando en el mapa la base cóncava de Norteamérica. Por el este las posesiones británicas de Bermudas y Bahamas, las Antillas mayores españolas y francesas (Haití) y las menores como colonias de varios estados europeos.

No hay más que mirar el mapa para comprender la precariedad de los trece estados recién surgidos. Se vislumbraban dos soluciones: una unión política fuerte pero suficientemente flexible para evitar el desmembramiento de la naciente República donde convivían intereses situados en extremos opuestos (solución constitucional) y la adquisición de los territorios limítrofes con vecinos muy peligrosos (doctrina del Destino Manifiesto).

Esto último se resolvió con la compra sucesiva de la Luisiana a Francia; Alaska a Rusia;
negociaciones y compensaciones a Gran Bretaña por los territorios al noroeste y un tratado con España, beneficioso para ambas partes pues ésta no tenía soberanía de hecho sobre La Florida y otros territorios aledaños y sí la reconocía sobre el norte de Texas, en disputa desde la compra de La Luisiana.

La solución política fue la Constitución, compromiso para la convivencia de intereses contradictorios, obra de la búsqueda del consenso y la cesión de posiciones entre abolicionistas dueños de esclavos, abolicionistas sin esclavos y esclavistas en búsqueda del bien mayor; una lucha entre los que propiciaban una Federación fuerte y los que deseaban más prerrogativas para los Estados; el tema monetario y la política fiscal ocuparon un lugar destacado en los debates. Una descripción del proceso se encuentra en la obra sobre Derecho Constitucional de Hubert H. Bancroft, glosada por José Martí haciéndole exclamar:

Yo esculpiría en pórfido las estatuas de los hombres maravillosos que fraguaron la
Constitución de los Estados Unidos de América: los esculpiría, firmando su obra enorme, en un grupo de pórfido (…)” (1)

Luego de la anexión de la República de Tejas, independiente de México durante nueve años, la guerra subsiguiente con México donde EE.UU. también se anexa California por entonces en proceso de separación de México y la compra a este país de territorios situados entre Texas y California para configurar una frontera recta, estaba configurado el territorio continental estadounidense definitivo (1) .

No obstante desde el inicio existió una contradicción que fue creciendo hasta hacerse insalvable pues los estados del norte legislaban continuamente para facilitar la manumisión de los esclavos y allí éstos hallaban refugio seguro al escapar algo que ocurría cada vez con mayor frecuencia al establecerse rutas con la complicidad de abolicionistas blancos y negros libres. Los estados del sur buscaban en la expansión hacerse mayoritarios, así se facilitó la anexión de la República de Texas, rechazada anteriormente por el Congreso y se trató de facilitar la de Cuba, con la expedición de Narciso López o la de Nicaragua con la aventura de William Walker. Los compromisos que se establecieron solo aplazaron lo que John Quincy Adams llamaría “la última batalla por nuestra independencia”: La Guerra de Secesión.

Con la elección de Abraham Lincoln a la presidencia por el recién creado Partido Republicano se precipitaron los acontecimientos y a la secesión de once estados sureños siguió la creación de los Estados Confederados de América, el gobierno de la Unión declaró ilegal el proceso y comenzó una cruenta guerra civil, terminando con la destrucción de los estados esclavistas en cuyo territorio transcurrieron casi todas las acciones bélicas. Es de destacar que se movilizaron masas de combatientes nunca antes vistas en otros conflictos bélicos. Simbólicamente, la capital confederada, Richmond, , fue tomada por el XXV Cuerpo del ejército de la Unión, compuesto casi exclusivamente por afro descendientes, para sellar la suerte de la Confederación y de la esclavitud en EE.UU.

Ese conflicto ha sido el mayor peligro para la existencia de EE.UU. tal como lo conocemos.

Una política inteligente, la llamada reconstrucción permitió a los estados secesionistas volver paulatinamente a la Unión, la Proclama de la Emancipación y tres enmiendas constitucionales: las XII, eliminación de la esclavitud; XIV, protecciones federales para todos sin importar razas y XV, eliminación de restricciones raciales para votar reforzaron los principios enunciados en la Constitución y fueron, junto con otras legislaciones de la época y posteriores (Las Leyes por los Derechos Civiles, por ejemplo) una muestra de por qué, en EE.UU. todas las luchas legítimas por la justicia social y el progreso han sido basadas en la Constitución, nunca contra ella. De ahí la sentencia martiana:

“Por eso dura esta Constitución: porque, inspirada en las doctrinas esenciales de la naturaleza humana, se ajustó a las condiciones especiales de existencia del país a que había de acomodarse, y surgió de ellas” (1) .

A 122 años de la Declaración de Independencia los trece estados originales habían completado su Destino Manifiesto y constituían una entidad única, políticamente unida, con más de 9,3 millones de Km 2 , cuarto lugar mundial; con la mayor diversidad étnica, cultural y religiosa, la mayor economía del mundo y con logros sociales, científicos, culturales, que la sitúan en el primer lugar o entre los primeros lugares entre el concierto de las naciones en prácticamente todos los aspectos de la civilización.

La conformación de la Unión no estuvo exenta de sombras: guerra con Gran Bretaña entre 1812-1815; incontables conflictos con los habitantes originarios llamadas en su conjunto Guerras Indias; la guerra con México de 1846-1848 y otros conflictos menores, pero la mayor parte de la expansión se logró mediante compras de territorios y negociaciones.

Comparando la Historia de la conformación de los Estados modernos, sobre todo los considerados Grandes Potencias, la de EE.UU. resultó infinitamente menos violenta que la del Reino de España; el Reino Unido, el Imperio Zarista y su sucesor la Unión Soviética; la actual República Popular China, etc.

Comparar esta historia con la de otros países del mundo, particularmente de América Latina, y comparar la situación geopolítica e interna actual de EE.UU. con ellos, resulta algo muy instructivo y nos permite situarnos en la real situación internacional y qué podemos esperar en el futuro inmediato, sobre todo meditar sobre qué le espera a la democracia en el futuro.

Pero sobre todo comprender que la declaración de guerra personal hecha por Fidel Castro en Junio de 1958 en carta a Celia Sánchez, la cual como gobernante totalitario impuso al pueblo de Cuba, solo ha llevado a la ruina a la nación cubana y no tiene posibilidades de éxito alguno, solo justificar su eternización en el poder con la satanización de un enemigo inventado.

(1) Obras Completas, Edición Digital, t9 pág. 306-308
(2) Posteriormente se añadió la isla de Hawái con el archipiélago del mismo nombre, proceso terminado en 1898. Ese territorio insular fue admitido como estado de la Unión
en 1959, el 50º y último.

Acceda a información ampliada:

Formación de los Estados Unidos de América. Serie Documental

El Centro de Información y Estudios Sociales, festeja el 4 de julio. Acceda a la Serie Documental en 34 capítulos sobre la formación de los Estados Unidos de América. Incluye la Guerra Civil.

Los 34 capítulos de la lista de reproducción de YouTube son una producción del Canal de Historia, disponible en el Canal On Line de Bibliocuba.


 

Artículos del Autor 

germanmgonzalezGermán M. González

¿Se aproxima una versión cubana del Holodomor ucraniano?

Opinión / No hay ni limoneros ni caña de azúcar; son especies en extinción en los campos cubanos

 

Alexander_Wienerberger_Holodomor7 (1)
De Alexander Wienerbergerhttp://skif-tag.livejournal.com/984358.html, Dominio público, Enlace

 

Cubamatinal / Durante los años 30 del Siglo XX ocurrió en la antigua Unión Soviética una hambruna que exterminó millones de personas. Este fenómeno resultó mayor en la antigua república soviética de Ucrania, donde se denominó Golodomor en ese idioma, vocablo que se traduce como “matar de hambre”.

Por Germán M. González

Bauta, 7 de junio de 2020/ CM / Tanto el número de fallecidos como las razones se discuten aun, los defensores de régimen soviético lo atribuyen a “errores” Stalin y minimizan las muertes. En un documental (Holodomor-1933. Lecciones no aprendidas de la historia) realizado en Rusia en el año 2008 se defiende este país y se calculan 3,5 millones de muertes en Ucrania y siete millones en toda la Unión Soviética. Otros cálculos llegan hasta unos 15 millones de fallecidos sólo en Ucrania y hasta 30 millones en toda la Unión Soviética, y achacan esa hambruna a políticas deliberadas con el fin de aplastar la resistencia de los campesinos a la colectivización forzosa que los despojaba de sus tierras y medios de producción (en Wikipedia se reflejan documentos y argumentos a favor y en contra de cada posición).

En definitiva tanto defensores como detractores de la URSS aceptan la existencia de la hambruna (el mínimo reconocido de siete millones de muertes por el documental ruso son demasiadas) y la culpa se convierte en un problema semántico: errores u horrores, pero siempre a cargo del gobierno soviético, presidido con poder totalitario por el camarada Stalin.

En Cuba, durante la República, todos los analistas nacionales e internacionales reconocían la necesidad de una reestructuración en la propiedad de la tierra. Al respecto la nunca suficientemente recordada Constitución de 1940 proscribió el latifundio, priorizó el traspaso de la propiedad agraria a entes nacionales, protegió al pequeño propietario (artículos 90 y 91) y en las Disposiciones Transitorias se estableció la utilización de tierras estatales en cada municipio para la creación de cooperativas que se denominarían José Martí y estarían protegidas por la política fiscal.

En 1959, al tiempo que organizaba expediciones armadas a países vecinos (Panamá, Dominicana, Haití) Fidel Castro firma la 1ra. Ley de Reforma Agraria, la cual fue elaborada por el Comandante Humberto Sorí Marín, entonces Ministro de Agricultura (fusilado poco después) y otros. En el viaje hacia La Plata, donde se firmaría la Ley, Fidel Castro la radicaliza hasta hacerla irreconocible. Años después, en la entrevista publicada como “Cien horas con Fidel” confiesa a Ignacio Ramonet, el autor, que sus modificaciones sorprendieron hasta a C.R. Rodríguez y Che Guevara, reconocidos estalinistas.

La 2ª Ley de Reforma Agraria se promulga en 1963. Si la primera dejaba en manos de sus
propietarios hasta un límite de 1342 Ha la segunda bajaba el límite hasta 67, cifra que en las condiciones de Cuba resulta insignificante, digamos que un campesino en los lugares alejados, con esa tierra debía trabajar personalmente, él y sus descendientes sin vacaciones ni días festivos, solo para sobrevivir. La propia Ley en el prólogo reconocía el carácter político de su objetivo en su segundo POR CUANTO: “La existencia de esa burguesía rural es incompatible con los intereses y los fines de la Revolución Socialista”.

Entre el cúmulo de mentiras que repiten con inspiración Goebbeliana los gobernantes y sus voceros está la de que se entregó en esa época la tierra a los campesinos. Lo cierto es que a los agricultores que se encontraban en condición de arrendatario u otra forma de trabajar tierra ajena se le entregaron hasta lo que se llamó “mínimo vital”, unas 27 Ha, el resto se transformó en latifundios estatales, gigantescos, ineficientes, insostenibles desde el punto de vista económico y ambiental, con la aplicación masiva e indiscriminada de productos químicos los llamados “Planes de la Revolución” ejemplifican una de las grandes barrabasadas del autócrata mayor. En fin, en manos particulares quedó solo el 15% de las tierras agrícolas del País.

Los campesinos sobrevivientes fueron desplazados por múltiples motivos: para compactar los mencionados Planes; para evitar apoyo a los alzados contra el gobierno en la década de los 60s pasados; para formar las cooperativas de Producción Agropecuaria versión tropical de la colectivización forzosa estalinista o simplemente renunciaron por falta de créditos, insumos, posibilidades de comercialización de la producción, no pago de ésta, etc. La reubicación de los campesinos en poblados de edificios multifamiliares resultó lo que José Martí advirtiera: “Divorciar al hombre de la tierra, es un atentado monstruoso”. (Obras Completas, Edición Digital, t 8, p 278).

Hoy los restos del campesinado cubanos, sin créditos eficientes, sin insumos, con sus producciones mal pagadas o no pagadas por las entelequias estatales (Acopio, Frutas Selectas, ECIL, CONCAR, empresas agropecuarias estatales, etc.) perseguidos, vilipendiados, producen entre el 85 y el 90% de la producción agropecuaria cubana, que solo basta para cubrir menos del 15% de los abastecimientos limitadísimos a la población. El resto se importa.

El “enemigo imperialista” cubre las necesidades alimentarias cubanas en proporciones que sorprende a quien oye el estrépito continuo sobre el bloqueo: 257,7 millones de USD en el año 2019; 13,4 millones solo en Enero del 2020 y la friolera de 6,2 miles de millones desde el 2002 cuando el gobierno estadounidense autorizó esas ventas hasta la fecha.

Más sorprende que la cantidad anual autorizada actualmente sea de 9,2 mil millones, muy lejos de las compras reales lo cual implica que el hambre no es a causa del bloqueo, comprar se puede, sino de la situación ruinosa de la economía cubana. Fuente: (http://www.cubatrade.org).

La inmensa mayoría de los cubanos desconocen además que EE.UU. no prohíbe la importación de ningún producto desde Cuba, solo se reserva el derecho de no comprarlo a entidades estatales, sí puede, legalmente, hacerlo a personas naturales, cooperativas,
empresas privadas, etc.

Consultar el Anuario Estadístico de Cuba (www.onei.cu) da ganas de llorar: Más de la mitad de las tierras agrícolas ociosas, la mayor parte cubiertas de marabú; menos de cuatro millones de cabezas de ganado sobrevivientes de más de nueve millones en los años cincuenta; cuatro millones de ha de cultivo menos desde aquella época; rendimientos agrícolas sólo comparables a los del África subsahariana en los mejores casos; zafras con indicadores de eficiencia miserables y producciones de inicios de la República; vacas rindiendo como promedio nacional menos de 4 Kg de leche/día; ganado vacuno con peso promedio en matadero que más bien semeja de ganado caprino. La ineficiencia como sinónimo de agricultura cubana.

Ahora los genios que acompañan al designado (para dos períodos) como equipo de gobierno anuncian que no hay dinero para importar alimentos, es decir, la apuesta del autócrata mayor por el turismo, las remesas y el alquiler de fuerza de trabajo en el exterior (fundamentalmente de salud) y en el interior (al turismo principalmente) se ha ido a bolina con la COVID-19, la consiguiente contracción económica mundial y los cambios políticos en los países receptores de la fuerza de trabajo médica. Y además acuden (la continuidad fatídica) a las mismas fórmulas que desde hace sesenta años han reducido a casi nada la economía agraria en Cuba (y las otras también): la represión, el burocratismo, el estatismo al extremo.

El tiempo perdido sin realizar las reformas reales que hubieran revitalizado la economía interna está pasando la cuenta y a la larga todos tendrán que admitir que las consignas triunfalistas sencillamente no resultan comestibles.

El Holodomor a la vista pues de limonada y guarapo no se vive… y además no hay ni
limoneros ni caña de azúcar, son especies en extinción en los campos cubanos.

Información vinculada: La verdadera historia soviética ( Documental) 

 

 


Artículos del Autor 

germanmgonzalezGermán M. González

Mi madre siempre sembró Amor, la de Silvio sigue sembrando odio más feroz

Cartas a Ofelia / Crónicas cubanas

silviocastro

Cubamatinal París, 10 de mayo de 2020.

Querida Ofelia,

Hoy se celebra el Día de las Madres. Recuerdo que mi madre ponía sobre el pecho de mi hermano y el mío un botón de rosa roja ese día. También como un señor que vivía al doblar de la esquina de mi casa en el terruño caribeño de Camajuaní, salía ese día vestido con guayabera blanca de lino, lazo, sombrero de Panamá y una gran rosa roja en la solapa. Aquello desataba las críticas de los que lo conocían ya que nunca se había ocupado de su madre.

Un viejo amigo me envió el enlace para que pudiera escuchar la canción en la que el “compañero” cantautor oficial del régimen cubano Silvio Rodríguez, le pide a su Madre: “que su nostalgia se vuelva el odio más feroz“.

Para él su Madre es la Patria (Castro) y la Revolución. Me pregunto cuántas decenas de miles de madres cubanas siguen sufriendo a causa de La Madre de Silvio. Sus hijos fueron a parar a los campos de las U.M.A.P y a las cárceles. ¿Cuántos de sus hijos han perdido la vida por tratar de dar la Libertad a nuestra sufrida Patria? ¿Cuántos habrán muerto torturados y asesinados por los que consideran a tu Madre como la de ellos Silvio? ¿Cuántos han sido fusilados o han muerto en el Estrecho de la Florida tratando de llegar a Tierras de Libertad? ¿Cuántos murieron cuando fueron enviados como “carne de cañón” a las guerras africanas en Angola y Eritrea, a las guerrillas de la América Latina e Indochina?

Silvio, mi madre fue símbolo de Amor, su gran nostalgia nunca se convirtió en el odio más feroz como tú le pides a la tuya. No hay calificativo en la lengua de Cervantes que pueda designar a alguien que quiera sembrar el odio en el corazón de las madres.

Un gran abrazo desde París con gran cariño,

Félix José Hernández.

 

Carta desde Miami del Capitán Roger Redondo González.

Cartas a Ofelia / Crónicas cubanas

Roger4
Miami, 2014. De izquierda a derecha: el poeta Yndamiro Restano, Félix José Hernández, el Dr. Comandante Armando Fleites (+) y Roger Redondo González

 

Cubamatinal / París, 3 de mayo de 2020.

Querida Ofelia:

Nuestro viejo y querido amigo ex guerrillero del Segundo Frente del Escambray contra el régimen de Fulgencio Batista, el Capitán Roger Redondo, me envió la siguiente carta:

“Miami, 1° de mayo de 2020.

Estimado amigo:

¿Será comunista? ¿Será socialista? La respuesta es: ¡No!

Soy un estoico, total y completo de nacimiento. Así nací. La naturaleza es lo mío. Para mí el oro no tiene ningún valor. Con el tiempo supe que Sócrates era estoico. No lo estudié. Yo no tuve forma de estudiar.

La muerte no es mala, es natural. Es por ello que siento tanta simpatía por los que son médicos por vocación. Cuando llegue la muerte no me va a sorprender, la estaré esperando… ojalá con una sonrisa.

Es a la virtud y a la razón a las que siempre seré fiel.

Iré a vivir al monte, a dormir rodeado de árboles, mirando las estrellas.

¡Qué techo tan lindo! ¡Brillante! Escucharé el rugir del jaguar, y de los coyotes durante la noche. Mientras que por el día oiré el canto de los tucanes, de las bandas de loros y de las aves de mil colores.

Viviré estoicamente y nadie me va a doblegar, ni me pondrá de rodillas.

Mi cuna fue una hamaca de yute, lo que para mí es un honor y de ello me siento muy orgulloso.

Un gran abrazo,

Roger Redondo González.”

A 34 años de Chernóbil: la Covid19 y el Decreto 370

Opinión/ ¿ Cuál es el precio de las mentiras ?

Cubamatinal / “¿Cuál es el precio de las mentiras? No es que las confundamos con la verdad. El verdadero peligro es que si oímos las suficientes mentiras ya no reconoceremos la verdad en lo absoluto”. Valery Legasov, Científico soviético principal en la comisión investigadora del accidente nuclear en Chernóbil, dos años después se suicidó dejando grabaciones testimoniales sobre lo ocurrido.

Por Germán M. González

Bauta, 28 de abril de 2020 / CM / Todos los documentos oficiales que tratan sobre el accidente nuclear de Chernóbil coinciden en que la comedia de errores causantes de la catástrofe tuvo como protagonista la mentira u ocultamiento de la verdad, en definitiva lo mismo.

Todo comenzó con los errores de diseño detectados en esas centrales electronucleares,
enterrados” para evitar los costos necesarios para rectificarlos y ocultar deficiencias en la tecnología nuclear soviética; al ocurrir la explosión los “jefecitos” ocultaron la realidad a sus superiores hasta llegar al máximo nivel de dirección soviético; luego éste trató de ocultar la catástrofe y sus consecuencias al mundo, de forma que los vecinos europeos, principalmente los suecos, se percataron del fenómeno al detectar niveles inusuales de radioactividad en su territorio. Y los ciudadanos soviéticos (y de otros países socialistas) fueron los últimos en enterarse de lo que estaba ocurriendo.

01-chernobyl
National Geographic: El desastre de Chernobyl

Cuando se estudian las líneas de tiempo de la actual pandemia que asola al mundo ocurre algo similar. Resultó mayor la preocupación de los “jefecitos” en Wuhan, capital de la provincia china de Hubei, ciudad donde comienza la propagación del virus, en ocultar el problema que en valorar su magnitud potencial, así se persiguió a los médicos que hablaron de una nueva enfermedad en lugar de investigar rápidamente la denuncia e informar a sus superiores. Esto quedó demostrado -a confesión de partes relevo de pruebas- con las disculpas ofrecidas por las autoridades locales a los médicos reprimidos.

Otro error de las autoridades chinas, consecuencia de lo anterior, consistió en no percatarse de la proporción entre portadores asintomáticos y quienes muestran síntomas, pretendiendo que con detectores de temperatura corporal y otros medios pudieran aislarse los enfermos, por tanto las medidas de aislamiento y cuarentena se tomaron tarde. Más tiempo perdido. Y aún a cinco meses del primer caso reconocido las estadísticas chinas resultan más que dudosas, con solo 59 casos positivos por mil habitantes y una letalidad reportada de 3,3%, cifras ridículas comparadas con países muchísimo más desarrollados en los servicios médicos.

Con el estado de la ciencia y las posibilidades de cooperación internacional de tratarse con transparencia ambas catástrofes, la nuclear y la biológica, los efectos se hubieran podido minimizar, en ambos casos se perdió el factor fundamental para resolver cualquier problema: tiempo. Faltó el llamado “cuarto poder”.

Constituyendo la ex Unión Soviética y la actual República Popular China dos estados igualmente totalitarios, diseñados según criterios estalinistas, la prensa, para decirlo como expresa la actual constitución cubana (otro estado con el mismo diseño) es propiedad “del pueblo” pero, contradicción de contradicciones, devienen órgano oficial de una parte ínfima de la población: el partido comunista, es decir, es propiedad del todo pero es vocero de una parte.

ARTÍCULO 55. Se reconoce a las personas la libertad de prensa. Este derecho se ejerce de conformidad con la ley y los fines de la sociedad. Los medios fundamentales de comunicación social, en cualquiera de sus manifestaciones y soportes, son de propiedad socialista de todo el pueblo o de las organizaciones políticas, sociales y de masas; y no pueden ser objeto de otro tipo de propiedad. El Estado establece los principios de organización y funcionamiento para todos los medios de comunicación social.

Y este artículo, similar en las constituciones soviéticas y en la actual de la RPC, conlleva a un silogismo común a todas las relaciones estado totalitario-ciudadano: La propiedad es del pueblo y como yo (el autócrata de turno) represento al pueblo es mi propiedad, permitiendo que la economía, la educación, la cultura (recordar aquello de dentro de la revolución todo…) se trate como patrimonio personal del mencionado autócrata o la sumo de su equipo de gobierno inmediato. Los medios de prensa, convertidos en “órganos oficiales” y pérdida por tanto su función informativa son “órganos propagandísticos”.

Las nefastas consecuencias de semejante estado de cosas fueron vaticinadas por Ignacio
Agramonte en su discurso durante la sabatina del 22 de febrero de 1882 en la Universidad de La Habana:     La prensa con razón es considerada como la representación material del progreso. La libertad de la prensa es un medio de obtener la libertad civil y política, porque instruyendo a las masas, rasgando el denso velo de la ignorancia, hace conocer sus derechos a los pueblos y pueden éstos exigirlos”.

Y tuvo mucha razón El Mayor, los cubanos de hoy, en su inmensa mayoría, ni siquiera conocen los Derechos Humanos establecidos internacionalmente, pues los órganos de propaganda del régimen solo mencionan la educación y la salud (en realidad muy deterioradas), y eso como dádivas que concede el padrecito autócrata.

Muchos lo advertimos cuando el proceso de implantación de la constitución actual: ésta es una fachada destinada al exterior y en todo caso a los cubanos ideotizados (de ideología, no de idiota, aunque cueste trabajo diferenciarlo) los cuales son cada día menos.

Su articulado permite que las leyes para su implementación sean estalinizadoras de la sociedad, todas son promulgadas mediante decretos y decretos-ley que luego son aprobadas -unánimemente- por la más dócil asamblea en la Historia humana.

En este marco se ubica el llamado con razón decreto mordaza y #LeyAzote que en su enunciado viola varios Derechos Humanos universalmente reconocidos, por ejemplo, el artículo 68 inciso i) viola el artículo 19 de la declaración universal de los derechos humanos y el artículo 54 de la constitución actual cuando lo usan para silenciar a los ciudadanos cubanos que se manifiestan en contra del partido & gobierno único y hegemónico.

Mientras, la población en Cuba sigue ignorando los verdaderos problemas que lastran el
desenvolvimiento económico y social del país, como la ineficiencia endémica del sistema
centralmente burrocratizado, la deuda externa, las múltiples monedas y su sobrevaloración, la marginación política y económica de los cubanos en el exterior, y otras no menos graves. Y es que solo se emprenderá el camino de la recuperación de nuestra economía, nuestra sociedad y nuestra Nación cuando existan las libertades que se proclaman en la Declaración Universal de Derechos Humanos y otros documentos al respecto.

En fin, cuando Cuba vuelva a ser una República y exista Democracia con todas las libertades que la definen, comenzando por el derecho a la información, hoy cercenado por la #LeyAzote.

camilaacosta0520_0
¡Plantada!’, la periodista cubana Camila Acosta se resiste a pagar una multa por informar. DDC


 

Artículos del Autor 

germanmgonzalezGermán M. González

La Pandemia del Covid19, algunos patrones socioeconómicos y geográficos

Opinión / Salud Pública

sars-cov-19
Covid 19

Cubamatinal / A seis meses del reconocimiento de su aparición ya la pandemia muestra patrones propios, el mantenimiento o modificación de los mismos dependerá de la aparición de vacunas y medicamentos y de las políticas de cada país.

Por Germán M. González

Bauta, 17 de abril de 2020 /CM/ Quizás no sabremos nunca la fecha real de la aparición del virus denominado SARS COV2 por varias razones:

La tradicional opacidad de la información en los estados totalitarios pues al contrario de lo que muchos piensan ésta se manifiesta en todos los eslabones de mando, los jefecitos inferiores maquillan información para los niveles superiores para conservar puestos y con ellos las prebendas que los acompañan. Ni el mismísimo Lipinguin mandarín vitalicio lo sabrá, a no ser que ordene una investigación interna cuyos resultados mantendrá para consumo propio.

La otra razón es que dada la similitud de síntomas con otros padecimientos respiratorios y su acción letal sobre enfermos con otras patologías no es posible que sepamos cuantos fallecimientos o altas se produjeron antes de establecer diagnósticos seguros atribuyendo las muertes causadas por el nuevo coronavirus a otras patologías. En países con sistemas de salud deficientes esto puede estar ocurriendo hasta el final de la pandemia.

Una tercera causa es la alta incidencia de personas contagiadas asintomáticas que pasan el ciclo del virus sin aparecer en las estadísticas como enfermos, estos casos a su vez representan el mayor factor de propagación. No conocemos las cifras en otros países, pero en Cuba aproximadamente el 40% de los casos reportados como contagiados corresponden a asintomáticos según la información brindada diariamente por el MINSAP.

Los patrones socioeconómicos y geográficos mostrados hasta la fecha resultan contradictorios con los establecidos tradicionalmente para desastres sanitarios. Digamos que los países más afectados según las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) están entre los más ricos y desarrollados, con sistemas de salud sólidos, altas esperanzas de vida y eliminación de las enfermedades erradicables por vacunas y otras medidas sanitarias.

Al propio tiempo, al interior de esos países, las zonas más afectadas son las más desarrolladas: Nueva York con más incidencia que Misisipi; Norte de Italia más que el Sur; Madrid más que Andalucía; La Habana más que Guantánamo, y así parece comportarse en el resto del mundo. En África subsahariana el país más afectado es la República Sudafricana, con mucho el más desarrollado de la región.

Los fallecimientos causados por el nuevo coronavirus, a seis meses de su reconocimiento
como causa de una nueva enfermedad, se encuentran muy lejos del total de muertes anuales en el mundo y de cada país, aun en aquellos en que la pandemia ha causado más desenlaces fatales. Digamos que a nivel mundial ocurren más de 80 millones de muertes anuales según la OMS, las 125 mil provocados por la Covid19 según la misma fuente representan el 0.16% solamente y además debe considerarse que éstas han sido en su gran mayoría en pacientes, ya muy vulnerables por otras patologías graves como diabetes, hipertensión u otras.

Entre los países más afectados se encuentran EE.UU. España, Italia, Francia, Reino Unido y Alemania, el comportamiento de la pandemia en ellos según la OMS es como sigue al cierre del 14 de abril:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Existen pronósticos a partir de programas matemáticos y estadísticos, en el caso de Cuba los cálculos del autor coinciden con los pronósticos publicados por el MINSAP, de tres escenarios de mejor a peor, con un mínimo de mil-mil quinientos infectados y 55 a 65 defunciones y el máximo entre cuatro-cinco mil infectados con 250-300 defunciones, con un pico de la pandemia entre las dos primeras semanas de Mayo. Para el mundo también se realizan pronósticos, muy inseguros por la debilidad de las estadísticas. Sin contar la probable aparición de vacunas y nuevos fármacos que ayuden a resolver favorablemente el problema.

Las políticas aplicadas en cada país con relación a la pandemia varían en función de su
orientación ideológica, más dadas a la intervención del Estado o menos. Pero también en
función del esquema económico de cada uno, digamos, ejemplificando, que los gobiernos de Brasil y Cuba tomas posiciones situadas en los extremos de estos espectros. Como todo en la vida la explicación suele ser muy prosaica y está determinada por los factores antes
mencionados.

Brasil es una de las mayores economías del mundo, la mayor de Iberoamérica, vive de sus empresas productivas, es un gran exportador de bienes materiales y las entradas de remesas del exterior, así como la exportación de servicios no representan nada en los resultados de sus cuentas nacionales. En Brasil paralizar la economía es funesto para el nivel de vida de la población y por tanto en la evaluación del desempeño de sus gobernantes a quienes en las próximas elecciones se les pasará la cuenta por parte de los ciudadanos que para entonces solo recordarán la pandemia como una época desagradable.

En Cuba la balanza comercial de bienes es negativa en proporción de 4:1 (www.onei.cu) la diferencia se cubre con las remesas de los emigrados (6,7 millones USD anuales según
Havana Consulting Group) y la confiscación del partido & gobierno de la mayor parte (75-80%) de los salarios de los trabajadores cubanos en el exterior (fundamentalmente misiones médicas) y en el interior (fundamentalmente en el sector turismo), equivalentes a más de seis millones de dólares anuales. Partidas hoy muy deprimidas por la disminución de las remesas, el cese de contratos de alquiles de médicos en Brasil, Ecuador, Bolivia, El Salvador, y otros y el cese de la actividad turística causado por la pandemia.

La productividad real de la envejecida población cubana, con un patrimonio productivo
prácticamente desaparecido y la obsolescencia del aún sobreviviente es ridícula, como son los rendimientos agrícolas, ganaderos, etc. inferiores a los de otros países del área. El Producto Interno Bruto (PIB) por habitante cubano, recalculado según los trabajos del economista cubano Pavel Vidal y otros, representa menos del 50% del reportado según los cálculos del partido & gobierno, que entre otras cosas iguala USD=CUC=CUP, algo evidentemente falso.

Por tanto la interrupción de la actividad económica en el país es mucho menos dañina que las afectaciones de las remesas y la fuerza de trabajo rentada, lo contrario de lo que ocurre en Brasil.

Tomando en cuenta lo anterior para el partido & gobierno cubano se trata de una cuestión de supervivencia: graves afectaciones de la Covid19 afectarían la imagen de la medicina cubana, la cual resulta estratégica para mantener los ingresos generados por la contratación de personal de salud en el exterior e indirectamente al futuro del turismo.

En Cuba puede faltar aspirina para los cardiópatas, hipoglucemiantes para los diabéticos, controladores de la hipertensión, reactivos y jeringuillas en los laboratorios, los hospitales mostrar un estado desastroso, pero se hará lo posible y lo imposible, cueste lo que cueste, para controlar la epidemia en el territorio nacional y se mantendrá el barraje propagandístico destinado a que la gente olvide las carencias médicas, alimentarias y de otro tipo glorificando los esfuerzos de régimen en esa dirección.

Ah! Y las elecciones en Cuba no representan una preocupación. Ya el Primer Secretario del Partido está designado ante la salida de Raúl Castro el próximo año así como el próximo presidente para un segundo período, por tanto el ahora designado de consolidarse en la lucha que inevitablemente sobrevendrá podrá auto designarse vitalicio como Putin en Rusia y el Lipinguin chino.


Artículos del Autor 

germanmgonzalezGermán M. González