En Cuba la “continuidad” incluye el voluntarismo y el populismo II

Opinión / Los incrementos salariales no cuentan con sustentos materiales que los hagan sostenibles.

Cuesta un peso o uno cincuenta. IMG_20190129_133302

 

 

Cubamatinal / Dos de los rasgos distintivos de los últimos sesenta años se mantienen, como pretendiendo emular el milagro de los panes y los peces en pleno Siglo XXI.

Por Germán M. González

Bauta, 12 de julio de 2019/ CM / A continuación del anuncio de incrementos salariales para el sector presupuestado se lleva a cabo la primera sesión ordinaria de las dos que anualmente realiza la asamblea nacional del poder popular (parlamento) cubano. Como ocurre desde hace nueve lustros y medio aprobará unánimemente cuanto decreto, decreto-ley y ley que -cocinados en las oficinas del consejo de estado & buró político- se presenten a los dóciles diputados, pues para eso se les ha seleccionado bajo el criterio de fidelidad e incondicionalidad avalado por el Gran Hermano.

La legislación aprobada es tema de otro comentario, por ahora solo asegurar que toda la
nueva” legislación irá encaminada a dos propósitos: incrementar el control totalitario sobre la población y garantizar la permanencia de una élite muy narcisista pues se reelige a sí misma periódicamente. Ahora veremos las perspectivas económicas del año basados en el comportamiento del primer semestre según la magra información divulgada.

El crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) (solo sirve para comparar períodos pues el monto está falseado por considerar CUP=CUC=USD, entre otras manipulaciones) se califica de “moderado” y ya el plan era modestisimo para la deprimida economía cubana-1,5% anual- entre líneas se percibe que no se cumplió a pesar, repetimos, de las habituales artimañas. El ministro de economía y planificación confiesa que el esfuerzo se centra en evitar la recesión, es decir, el retroceso en la producción de bienes y servicios, algo que según especialistas lleva años ocurriendo.

Las exportaciones del período se incumplen fundamentalmente por el turismo y el níquel, no se dice el comportamiento comparando con el año anterior pero es difícil que se haya incrementado dado que el plan no contempla crecimientos en este año. Al respecto recordar que la balanza comercial de bienes es negativa desde 1960 a la fecha (http://www.onei.cu). Durante la República resultó positiva todos los años desde 1902 hasta 1960. En las exportaciones de azúcar ocurre algo sintomático en la ineficiencia crónica de la economía cubana: se incumple en físico en más del 20% y sin embargo se cumple en valores por incrementos en los precios del mercado mundial ¡Cuánto cuesta la ineficiencia del sistema centralmente ‘burrocratizado’!

El ministro de economía señala “alto cumplimiento de las utilidades” en más de 400 empresas sin relación con incrementos productivos. Con los sistemas de pago a los trabajadores (incluyendo directivos) basados en ese indicador es un síntoma alarmante: mayores pagos a trabajadores y cero incremento productivo. Esta situación se detecta cuando se observa en las estadísticas ( http://www.onei.cu ) descenso en los indicadores de producción hasta los niveles más bajos históricamente (ej. ganadería vacuna) e incrementos del salario medio por trabajador en el sector: ¿Una forma “socialista” de estafa?

A nivel de macroeconomía vemos estancado el crecimiento de los indicadores nacionales (PIB; Renta Nacional, etc.) y crecimientos en el salario medio confirmando la sospecha anterior.

La circulación mercantil se cumple al 95%. Consultando las estadísticas oficiales (http://www.onei.cuvemos que eso ocurrió en las ventas de productos agropecuarios el año 2018 y está ocurriendo en los primeros meses del 2019, una contracción que consultando la misma fuente conocemos que es similar para la producción física del sector. Esto compromete particularmente el sostenimiento material de los incrementos salariales, tanto los recientes en el sector presupuestado como en el estatal por el establecimiento de sistemas de pago que no tienen respaldo productivo, ya reconocido por el ministro en su intervención. En numerosas ocasiones hemos calificado el retroceso de la agricultura cubana hasta el medioevo, el reconocimiento de que solo el 7% de las áreas cultivadas (2% del total de tierras agrícolas) cuentan con sistemas de riego lo corrobora.

Otro tema en el que no se despega a pesar de la algarabía mediática es el de la vivienda. Solo se terminan 15 mil setecientas en el semestre, menos del 50% del plan anual, con destaque negativo para el sector estatal con solo 20% del cumplimiento. Al respecto surgen informaciones desde la intervención de los diputados, estos tan dóciles siempre en este tema se inquietan, tanta es su relevancia, y afloran ineficiencias increíbles, como el 19% del cumplimiento en Santiago de Cuba, con viviendas afectadas por el huracán Sandy ¡Hace siete años! Y más añejas aún en Pinar del Río.

Acabada de aparecer en el sitio oficialista http://www.cubadebate.cu información sobre el tema,
instantáneamente comenzaron los comentarios. Los primeros (antes que aparecieran los
usuales voceros con consignas “revolucionarias”) mencionan corrupción, burocratismo, malas prácticas administrativas, todo con ejemplos conmovedores como la familia santiaguera damnificada que a siete años del huracán viven agregados y no cuentan ni con colchones para dormir. Es decir, a los números tétricos se unen las vivencias reales más tétricas aun.

El tema del turismo merece un artículo aparte para respondernos dos preguntas: ¿Por qué el partido & gobierno continúa el acelerado proceso inversionista cuando la ocupación de las capacidades hoteleras está por debajo del 20% anual? ¿Y por qué el presidente designado se ve obligado a justificar eso, con intervención escrita, es decir, preparada previamente incluida?

Quizás la respuesta está en las obligaciones contraídas por el partido & gobierno en el proceso de negociación de la deuda externa, pues las condonaciones y reconversiones no fueron gratuitas, incluyeron compromisos con cesión de la soberanía y eternización de los pagos, como dijera al respecto el economista Elías Amor Bravo: son como el óxido nitroso, el gas de la risa, primero te ríes y luego…

Hasta aquí parece que los incrementos productivos para hacer sostenibles los incrementos salariales, basados en la eficiencia y eliminación del “bloqueo interno” mencionados por Díaz-Canel, constituye una línea de deseos no corroborada por la realidad, por lo tanto los incrementos salariales no cuentan con sustentos materiales que los hagan sostenibles; es un reparto de cucharas más grandes para comer todos de la misma olla común, que no crece…

Artículos del Autor 

germanmgonzalez

Germán M. González

Economista, jubilado.  Trabajó en el sector agropecuario cubano, en la parte empresarial durante muchos años.

Columnista en Cubamatinal para las secciones de Economía y Opinión.

© Germán M. González 

© Cubamatinal

 

En Cuba la “continuidad” incluye el voluntarismo y el populismo

Opinión / Las “mieles del poder” vedadas para otros o el Síndrome de Tutankamón de la “familia real” cubana

 

Anderson-Cuban-Election
“Los que hoy aspiran a mantenerse en el poder hasta que la parca cargue con ellos y los reúna con los que se fueron primero”

 

Cubamatinal / Dos de los rasgos distintivos de los últimos sesenta años se mantienen, como pretendiendo emular el milagro de los panes y los peces en pleno Siglo XXI.

 

Por Germán M. González

Bauta, 5 de julio de 2019 /CM/ El despliegue mediático de los voceros oficialistas en estos días ha sido el anuncio del incremento salarial al sector presupuestado del Estado con la participación activa de la parte visible del espectro gubernamental, por cierto, la que menos poder real posee, pues éste reside en quien tenga las armas (FAR, MININT), el dinero (Grupo de Administración Empresarial S.A.) y la minoritaria (5% de la población) pero disciplinada organización política única (partido comunista). Quién (quienes) manda(n) en esos estamentos no estaba(n) dando la cara públicamente.

Para hablar del tema primero debemos situarnos en contexto.

Históricamente el salario ha sufrido un deterioro continuado en los últimos sesenta años. En momentos de inusitada sinceridad personeros del partido&gobierno han confesado que resulta simbólico y los hechos lo demuestran. En 1958 Cuba era uno de los tres países latinoamericanos de mayores ingresos promedio y el octavo a nivel mundial, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Además, según los organismos internacionales en esa época contaba con sistemas de salud y educación de nivel mundial, heredados por el régimen y mantenidos (malamente) estafando a quienes les han facilitado créditos, la Unión Soviética y muchos más.

Por esa época el salario mínimo se situaba en dos pesos diarios y, por ejemplo, un maestro rural devengaba 60 pesos mensuales. Tomando en cuenta que el peso cubano se cotizaba a la par del dólar estadounidense, y que éste se ha devaluado con respecto al oro algo más de ocho veces (tasa utilizada por el partido&gobierno para actualizar los efectos del “bloqueo”) tendremos que ese salario mínimo equivaldría hoy a 400 pesos por día (2*25*8) y para el maestro 12 mil pesos mensuales (60*25*8) solo para mantener la paridad, sin los incrementos usuales en el tiempo.

Contextualizando regionalmente el salario mínimo que se anuncia de 400 pesos igual a doce CUC (equivalentes a dólares estadounidenses solo nominalmente) representa 509 dólares menos que el salario mínimo costarricense, el mayor de Latinoamérica, según informe de CEPAL del 2017, y 63 menos que el de Haití, el menor de la región luego de Cuba y Venezuela (6 USD/mes, en último lugar). Y anticipando el clásico discurso de salud y educación gratuita debemos decir que Cuba ocupa hoy el lugar 73º del Índice de Desarrollo Humano en el listado que publica la ONU y el onceno en América Latina y el Caribe. No se gastan quinientos dólares mensuales en salud y educación como promedio y los países de mayores salarios (Costa Rica, Uruguay, Chile) ostentan esos sistemas superiores al de Cuba hoy día, por tanto el argumento es engañoso.

El otro argumento usual, el del bloqueo (en realidad embargo) estadounidense para admitirse debe explicarse qué se hizo del enorme capital estatalizado, desde un coloso azucarero hasta la tijera del barbero, del despojo de los ahorros ciudadanos con el cambio de moneda, de los recursos provenientes de la enorme deuda externa contraída y que hoy constituye el mayor obstáculo no al desarrollo, sino a la misma supervivencia nacional y del pago de salarios simbólicos durante décadas, sometiendo a los trabajadores a condiciones de esclavitud, pues ¿Cómo llamar a un régimen para el que se trabaja con una retribución casi inexistente?.

Es populismo ofrecer beneficios sin respaldo material, que en poco tiempo se volatizarán yendo a situaciones peores que las existente en el momento de la acción populista. Un ejemplo son los sucesivos incrementos salariales que Hugo Chávez decretaba cada vez que pretendía ganar una elección o salir de una situación comprometida, práctica seguida por su sucesor designado. Estos incrementos sin sanear las finanzas internas y externas unidos a la corrupción e ineficiencia administrativa han llevado a la ruina la producción nacional, a la dependencia de las importaciones para sobrevivir y a la desvalorización de la moneda con una inflación récord mundial de todos los tiempos.

Las promesas de evitar incrementos de precios e inflación son falsas: eso ya está ocurriendo. Se evidencia en el transporte, el privado cobra por tramos o sencillamente le advierten previamente al pasajero el nuevo precio, muchas veces el doble, para evitar discusiones posteriores. En el estatal se sustituye el barato -la guagua y el articulado- por equipos que cuentan con las comodidades que debieran tener aquéllos, pero cuestan mínimo 1250% más. Se evidencia en la carne de cerdo, de 1,10 CUC el Kg la de primera hasta casi 3,00 CUC en menos de la década, con acelerón entre los finales del 2018 e inicios del 2019.

Se nota en el incremento de los precios de las mercancías importadas por los emprendedores acompañados por el incremento del precio del dólar estadounidense en el mercado negro, que de 90₵ de CUC alcanza hoy 1,00 CUC y más. Según el Anuario Estadístico (www.onei.cu) las ventas en físico decrecen mientras crecen en valor, tanto en el 2018 como en el primer trimestre del 2019. Es decir, el País está ya envuelto en una espiral inflacionaria solo desconocida para los jerarcas del partido&gobierno.

Las medidas se toman en medio de condiciones que el propio presidente designado reconoció: “la coyuntura actual marcada por las crecientes dificultades, a partir de las medidas impuestas por la administración estadounidense: persecución financiera, la contracción de los créditos, el cierre de los mercados más próximos, entre otros obstáculos”.  Reconoció también la existencia de problemas internos. “Nos esforzamos en identificar y destrabar lo que algunos llaman bloqueo interno, como el exceso de burocracia y otras limitaciones que impiden un mayor avance del país”.

También la ministra de finanzas y precios habló del déficit presupuestario, de más de 6 mil millones de pesos, en una economía tan precaria como la cubana, “el costo de las medidas, más de 4 mil millones de pesos, deben ser ejecutadas dentro del presupuesto”, es decir ¿Sin incrementar el déficit?!!! Pero no dice cómo lograr el milagro.

Para poner la tapa al pomo del voluntarismo el ministro de economía y planificación anunció la adopción de un grupo de medidas, sin especificar cómo, cuándo y sobre todo cuánto, todas ellas líneas de deseos presentes en cada discurso pronunciado por los jerarcas del partido&gobierno durante sesenta años ¡Y ahora las van a resolver todas! De lograrlo quedarían los hermanos Castro como verdaderos inútiles, algo incongruente con el proceso de deificación, los dioses no pueden mostrarse como imbéciles.

Lo más posible es que los instrumentistas de los populismos y voluntarismos seculares al final paguen los platos rotos como chivos expiatorios. Recordar a Martínez Sánchez, Aldana, Humberto Pérez, J.L. Rodríguez, Soberón, Lage, Pérez Roque y tantos otros defenestrados por hacer exactamente lo que se les dijo que hicieran por los que hoy aspiran a mantenerse en el poder hasta que la parca cargue con ellos y los reúna con los que se fueron primero.

Información relacionada:  El timo del salario en Cuba (Compendio)

Artículos del Autor 

germanmgonzalez

Germán M. González

Economista, jubilado.  Trabajó en el sector agropecuario cubano, en la parte empresarial durante muchos años.

Columnista en Cubamatinal para las secciones de Economía y Opinión.

© Germán M. González 

© Cubamatinal

A %d blogueros les gusta esto: