En Cuba la “continuidad” incluye el voluntarismo y el populismo II

Opinión / Los incrementos salariales no cuentan con sustentos materiales que los hagan sostenibles.

Cuesta un peso o uno cincuenta. IMG_20190129_133302

 

 

Cubamatinal / Dos de los rasgos distintivos de los últimos sesenta años se mantienen, como pretendiendo emular el milagro de los panes y los peces en pleno Siglo XXI.

Por Germán M. González

Bauta, 12 de julio de 2019/ CM / A continuación del anuncio de incrementos salariales para el sector presupuestado se lleva a cabo la primera sesión ordinaria de las dos que anualmente realiza la asamblea nacional del poder popular (parlamento) cubano. Como ocurre desde hace nueve lustros y medio aprobará unánimemente cuanto decreto, decreto-ley y ley que -cocinados en las oficinas del consejo de estado & buró político- se presenten a los dóciles diputados, pues para eso se les ha seleccionado bajo el criterio de fidelidad e incondicionalidad avalado por el Gran Hermano.

La legislación aprobada es tema de otro comentario, por ahora solo asegurar que toda la
nueva” legislación irá encaminada a dos propósitos: incrementar el control totalitario sobre la población y garantizar la permanencia de una élite muy narcisista pues se reelige a sí misma periódicamente. Ahora veremos las perspectivas económicas del año basados en el comportamiento del primer semestre según la magra información divulgada.

El crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) (solo sirve para comparar períodos pues el monto está falseado por considerar CUP=CUC=USD, entre otras manipulaciones) se califica de “moderado” y ya el plan era modestisimo para la deprimida economía cubana-1,5% anual- entre líneas se percibe que no se cumplió a pesar, repetimos, de las habituales artimañas. El ministro de economía y planificación confiesa que el esfuerzo se centra en evitar la recesión, es decir, el retroceso en la producción de bienes y servicios, algo que según especialistas lleva años ocurriendo.

Las exportaciones del período se incumplen fundamentalmente por el turismo y el níquel, no se dice el comportamiento comparando con el año anterior pero es difícil que se haya incrementado dado que el plan no contempla crecimientos en este año. Al respecto recordar que la balanza comercial de bienes es negativa desde 1960 a la fecha (http://www.onei.cu). Durante la República resultó positiva todos los años desde 1902 hasta 1960. En las exportaciones de azúcar ocurre algo sintomático en la ineficiencia crónica de la economía cubana: se incumple en físico en más del 20% y sin embargo se cumple en valores por incrementos en los precios del mercado mundial ¡Cuánto cuesta la ineficiencia del sistema centralmente ‘burrocratizado’!

El ministro de economía señala “alto cumplimiento de las utilidades” en más de 400 empresas sin relación con incrementos productivos. Con los sistemas de pago a los trabajadores (incluyendo directivos) basados en ese indicador es un síntoma alarmante: mayores pagos a trabajadores y cero incremento productivo. Esta situación se detecta cuando se observa en las estadísticas ( http://www.onei.cu ) descenso en los indicadores de producción hasta los niveles más bajos históricamente (ej. ganadería vacuna) e incrementos del salario medio por trabajador en el sector: ¿Una forma “socialista” de estafa?

A nivel de macroeconomía vemos estancado el crecimiento de los indicadores nacionales (PIB; Renta Nacional, etc.) y crecimientos en el salario medio confirmando la sospecha anterior.

La circulación mercantil se cumple al 95%. Consultando las estadísticas oficiales (http://www.onei.cuvemos que eso ocurrió en las ventas de productos agropecuarios el año 2018 y está ocurriendo en los primeros meses del 2019, una contracción que consultando la misma fuente conocemos que es similar para la producción física del sector. Esto compromete particularmente el sostenimiento material de los incrementos salariales, tanto los recientes en el sector presupuestado como en el estatal por el establecimiento de sistemas de pago que no tienen respaldo productivo, ya reconocido por el ministro en su intervención. En numerosas ocasiones hemos calificado el retroceso de la agricultura cubana hasta el medioevo, el reconocimiento de que solo el 7% de las áreas cultivadas (2% del total de tierras agrícolas) cuentan con sistemas de riego lo corrobora.

Otro tema en el que no se despega a pesar de la algarabía mediática es el de la vivienda. Solo se terminan 15 mil setecientas en el semestre, menos del 50% del plan anual, con destaque negativo para el sector estatal con solo 20% del cumplimiento. Al respecto surgen informaciones desde la intervención de los diputados, estos tan dóciles siempre en este tema se inquietan, tanta es su relevancia, y afloran ineficiencias increíbles, como el 19% del cumplimiento en Santiago de Cuba, con viviendas afectadas por el huracán Sandy ¡Hace siete años! Y más añejas aún en Pinar del Río.

Acabada de aparecer en el sitio oficialista http://www.cubadebate.cu información sobre el tema,
instantáneamente comenzaron los comentarios. Los primeros (antes que aparecieran los
usuales voceros con consignas “revolucionarias”) mencionan corrupción, burocratismo, malas prácticas administrativas, todo con ejemplos conmovedores como la familia santiaguera damnificada que a siete años del huracán viven agregados y no cuentan ni con colchones para dormir. Es decir, a los números tétricos se unen las vivencias reales más tétricas aun.

El tema del turismo merece un artículo aparte para respondernos dos preguntas: ¿Por qué el partido & gobierno continúa el acelerado proceso inversionista cuando la ocupación de las capacidades hoteleras está por debajo del 20% anual? ¿Y por qué el presidente designado se ve obligado a justificar eso, con intervención escrita, es decir, preparada previamente incluida?

Quizás la respuesta está en las obligaciones contraídas por el partido & gobierno en el proceso de negociación de la deuda externa, pues las condonaciones y reconversiones no fueron gratuitas, incluyeron compromisos con cesión de la soberanía y eternización de los pagos, como dijera al respecto el economista Elías Amor Bravo: son como el óxido nitroso, el gas de la risa, primero te ríes y luego…

Hasta aquí parece que los incrementos productivos para hacer sostenibles los incrementos salariales, basados en la eficiencia y eliminación del “bloqueo interno” mencionados por Díaz-Canel, constituye una línea de deseos no corroborada por la realidad, por lo tanto los incrementos salariales no cuentan con sustentos materiales que los hagan sostenibles; es un reparto de cucharas más grandes para comer todos de la misma olla común, que no crece…

Artículos del Autor 

germanmgonzalez

Germán M. González

Economista, jubilado.  Trabajó en el sector agropecuario cubano, en la parte empresarial durante muchos años.

Columnista en Cubamatinal para las secciones de Economía y Opinión.

© Germán M. González 

© Cubamatinal

 

Esta entrada fue publicada en Economía, Noticias de Cuba, Opinión, Otros temas de interes, Paquetes Informativos, Politica, Selecciones de Cubamatinal y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: